Páginas

domingo, octubre 31, 2010

ME EVALÚAS



Me evalúas, me pulsas
y crónicamente me pruebas
por ver dónde puedo llegar.
La piel de mi cuerpo es de cuero
y te ofrece su abrigo
desde la noche que, oscura,
abandona la tarde
hasta su despertar,
el sol, de mi oferta es testigo.
Mi alma se yergue orgullosa
y sumerge su halo arrogante
debajo la almohada,
sólo por verte
y sentirte un instante
entre mis sábanas frías.
Crespones y sedas de muerto
llevadme de la mano al puerto
del estuario donde desaguan
las lágrimas negras de tu indiferencia,
delta cansado de tanto esperar
un limo teñido y cubierto
de besos y abrazos de timo,
ocultando los afanes
tras un código secreto que,
por mucho que uno mire,
aunque sea un culo inquieto,
nunca sabrá descifrar.
Me evalúas, me pulsas
y crónicamente me pruebas
por ver dónde puede llegar mi tristeza...
¿Sorteará las sombras para instalarse
detrás de un muro de metacrilato…?
¿Venderá su grisura al primero que pase
a un precio barato?
¿O se irá contigo
un rato a pie y otro andando,
siguiendo el camino del Monte Calvario
de tu depresión?
Me evalúas, me pulsas
y crónicamente me pruebas
por ver dónde puedo llegar.



viernes, octubre 29, 2010

QUÉ VACÍO SE SIENTE POR DENTRO

Qué vacío se siente por dentro,
por incompetente,
por luchar sin miedo.
Qué tarde de lluvia tan seca,
tan llena de agua perdida
en el aljibe roto de mi alma.
Qué llanto tan vano y callado,
por llorar a ése que mira a otro lado,
por quedar cansado.
Qué árbol desnudo de hojas
por estar atado a la tierra,
por vivir parado.
Qué día más tonto el de ayer,
aquella cuestión de la medianoche,
que, más que pregunta indiscreta,
fue una consulta con voz de reproche.
Qué torpe me siento al perderte otra vez,
por echar más leña a esa hoguera
que nunca se apaga,
por cargar las tintas en tu alma prensada.
Qué triste se siente mi pluma
cuando la utilizo igual que se usa
el filo acerado de una navaja,
cortando tu aire, segando tu llanto,
y hasta disecando la arteria que nutre
y da vida a la muerte inconclusa
de tu desaliento y mi desencanto.


jueves, octubre 28, 2010

AUSENCIA QUE ARRANCA LA NOCHE

Ausencia que arranca la noche
del cristal de mi ventana,
pasos vacíos en calles sin gente,
sin asfalto y sin un coche,
voz que ilumina y que sangra
desde mi garganta,
manando vomita desde el infinito
hasta el más cruel de todos mis reproches.
Al fin descansarás tranquilo,
dormirás levitando en tus sueños,
caerás en la cuenta del día siguiente
y mirarás el reloj en las sombras,
en el rincón prohibido, allá donde siempre.
Verás que la hora no cede
y se detiene a la misma aurora,
muere en un instante
cada vez que suena el toque elegante
en el campanario de la catedral,
allí es donde mueren todos los amores
por abandonados,
en sólo un minuto de besos latentes,
de besos prohibidos por inexistentes.
Allí es donde nace la rabia
y se torna perenne,
donde se afianza y donde la desgracia
toma confianza.
Verás qué bien vas a estar ahora,
cuando me recuerdes a la misma hora
cada vez que suene el toque elegante
en el campanario de la catedral,
en el mismo instante, en sólo un momento,
en sólo un minuto, cuando el amor muere
por abandonado, con arte, con maña
y con una entrega casi artesanal.

VINE AL MUNDO Y ME QUEDÉ (cap. 3)



Durante un tiempo fui la reina de la casa, quién me iba a decir a mi que más tarde sería la reina de las sombras, y más tarde aún, ni eso, sería nada, un triste recuerdo con vocación de ilusión, pero siempre venido a menos, eso sí.
Mi padre me reconoció como propia desde el mismo momento en que nací, lo cual reconforta, qué bobadas… Me convertí en la niña de sus ojos, era bonita, rubia, dulce, callada –se ve que ya iba para misántropa-, me vestían con gusto, parecía una muñeca Gisela, los médicos se volvían locos por atender mis afecciones de garganta, en pocos meses fui la musa de los pediatras, su predilecta… ohhh… tanto es así que uno de aquellos otorrinolaringólogos se empeñó en arrancarme las amígdalas y quedarse con ellas en plan reliquia, como prueba de embeleso y afecto hacia mi persona. Lo hizo con destreza, envolviéndome –inmovilizándome- previamente en una sábana blanca, una especie de sudario, colocando en mis fauces un separador –bozal- para que no pudiese repeler la agresión, y extirpándome aquellos enormes ganglios ensangrentados que me miraban llorosos desde el fondo de una batea, así, a pelo… sin anestesia ni nada… eso sí, con un cariño paternal. Yo correspondía, también con lágrimas en los ojos, contemplando asustada esa suerte de aborto que me habían practicado por vía oral, sin entender porqué mi abuela, como premio, le obsequiaba a dicho galeno con un conejo de granja, el mejor que había, además de remunerarle convenientemente –como es lógico- por los servicios prestados. Pensé, siempre desde un pensar de lo más ingenuo: “Si ese par de bolitas ensangrentadas –espantosas- que me acaban de quitar valen un hermoso conejo, ¿qué no valdrá este cuerpo que Dios me ha dado cuando crezca y me convierta en una buena moza de lo menos metro ochenta? ¿¿Cinco camellos…?? ¿Un par de caballos árabes de pura sangre…? ¿Una camada de Yorkshire Terrier Miniatura con pedigrí…???

Conocer ese dato me ha costado horas de sueño, lo reconozco, pero me he quedado sin saberlo… nunca superé el metro cincuenta y cinco de cuando nací. Nadie ha estado interesado en cambiarme por nada. Y creo que yo tampoco hubiese estado dispuesta a una nueva transacción, con lo de las amígdalas cerré la puerta a nuevos trueques.

(continuará…)
http://ana-erre.es

miércoles, octubre 27, 2010

CARAS




Caras,
mil caras me miran desde las paredes
que celan tu casa.
Ceños contritos,
visajes alegres,
semblantes distintos,
sienas grises y alargadas
como la porra de un muerto
y un repicar de campanas.

Caras,
mil caras me escrutan
desde la distancia,
chuches amables,
frontispicios venerables,
jeroces intransigentes e intransitables,

Caras,
mil caras que reprueban
como facies demudadas
hacia una palidez albina,
cadavérica faz de gualda.


Caras,
mil caras arrebatadas
con aspecto carilucio
perfumadas de verbena,
continentes bochornosos
que tapizan de rubores las vergüenzas.

Caras,
mil caras de noche cerrada
sin luna cuarta ni llena,
caras negras, chicharronas,
primas, grenas,
sujetos malencarados,
caridolientes sombríos,
pesadillas que la noche va inyectando
como una droga en mis venas,
que te apartan de mis sueños
y te alejan de mi orilla.


http://ana-erre.es/

lunes, octubre 25, 2010

EXPOSICIÓN Y TONOS VARIOS...

De escaparate

Interior de la Casa de Cultura de Cangas de Onís






Queda formalmente inaugurada la exposición de fotopoemas “Poetísola” a partir de hoy, día 25 de 0ctubre, hasta el día 12 de noviembre en la Casa de Cultura del Ayuntamiento de Cangas de Onís (Asturias).
Me hizo especial ilusión ver los carteles anunciadores de la exposición a través de los cristales de algunas tiendas, correos, ayuntamiento…etc.

Llovió, ayer llovió durante todo el día, lo cual siempre anima a adquirir unas botas katiuskas como las que una lució antaño, en los tiernos años de la infancia, y ya nunca más volvió a saber de ellas.
De tal modo que en cuanto vi unas de esas botas en el mercadillo dominical, me apresuré a interesarme por un par, preguntándole por el precio al vendedor, un joven con un aspecto de lo más lozano y frescachón. El asunto se desencadenó cuando terció mi viejo sugiriendo que no hacía falta adquirir unas nuevas botas porque ya disponía de ellas.

-¿De qué botas me hablas?- Pregunté (tono levemente irritado) -¿Las que hay en el pueblo que son tuyas, es decir… número 43…?

-Esas… esas…- respondió (tono convencido pero no convincente).

-Pero bueno… si yo sólo uso un 35… ¿qué pasa? ¿Que acaso este cuerpo no merece otra cosa? (tono suspicaz)

Entonces intervino el joven vendedor, para lo cual escudriñó previamente mi exigua figura de arriba abajo con evidente complacencia (tono picarón)

-Diga usted que sí… ya quisieran tener ese cuerpo muchas de 20, se lo digo de verdad…-

-Pues es lo que estoy diciendo, joder… que a ver si resulta que este cuerpo mío no va a merecer unas botas en condiciones… vamos, digo yo…- (tono arrogante)

El vendedor se creció y empezó a lisonjearme con descaro y desparpajo (tono resuelto), es más… se dirigió a mi viejo:

-Está estupenda, se lo digo yo, bien merece ese cuerpo que no le falte de nada… caballero, es su hija ¿verdad? Le felicito por ello, porque además tiene unos ojos que cuando se pongan a querer…-
Esto ya lo dijo verdaderamente animado, estudiándome de nuevo de arriba abajo – (tono lúbrico, casi lascivo…)- incluso permitiéndose un gesto de cercanía, pues me echó la mano al hombro.

Siguió adelante…

-Tendrá marido ¿verdad?- Preguntó (tono coloquial)

-Más de uno, te informo, pues lógicamente no sabes que practico la poligamia- (tono sarcástico y solemne)

El joven no se inmutó ante mi declaración, (sin tono) y ya no me atreví a decirle que además de polígama soy misántropa, por temor a hacer germinar en él la confusión o algo mucho peor… lo cierto es que toda la pinta que tenía de fresco y de chulo, también la tenía de brutote, más que un arado…

-Tú no eres asturiano ¿verdad hijo?- (Tono escéptico)
-No, lo dice por el acento ¿verdad?- (Tono esperanzado)
-Y por más cosas, y por más cosas…- (tono enigmático)
-Soy de Elche- (tono patrio, sacando pecho)
-Ya sabia yo…- (tono “si yo ya…”)

Siempre he sostenido que ciertas cosas son más propias de los nacidos de mitad para abajo que de los de mitad para arriba.

Pagué religiosamente el importe de mis flamantes botas al ilicitano, pues la lisonja no le exonera a una del pago convenido ni en un solo céntimo, y me las llevé puestas, primero, porque las botas que yo llevaba de auténtica piel de vacuno están bastante reñidas con el agua; segundo, porque me reconcilié con la niña de botas katiuskas que dejé atrás hace algún tiempo.

A medida que me alejaba del puesto, el chico me gritó:

-Mírala qué guapa va ella con sus botas nuevas, parece una chiquilla…- (tono alegre y dicharachero del que acaba de realizar una venta) -

-Pues qué soy yo… nada más que una chiquilla- respondí, girándome y lanzándole una sonrisa pícara que él se apresuró a recoger (tono francamente coqueto)

miércoles, octubre 20, 2010

VINE AL MUNDO Y ME QUEDÉ (cap. 2)



Parece lo mismo, pero no es igual. No contiene la misma esencia ser “toda una señora” que ser “todo un caballero”. La naturaleza de “señora” parece que lleva implícita la obligación de ser virtuosa, políticamente correcta, estar en su sitio de manera permanente, no extralimitarse, adoptar una conducta acrisolada y modélica. La naturaleza del “caballero” no va de la mano de virtud alguna, del decoro o de la conducta aquilatada de cara a la galería. Uno puede ser caballero, aunque sea un poco granuja, siempre que cumpla con los sagrados deberes de la lealtad, guardar la discreción debida, la coherencia entre el dicho y el hecho y donde dije digo ahora no digo Diego… en resumidas cuentas, el caballero puede echar, no una, sino cuantas canitas al aire le venga en gana, siempre que aparentemente quede bien con todo el mundo, siempre que sepa nadar y guardar la ropa, siempre que lleve a cabo el estricto cumplimiento de “su” lealtad. De ahí que desde que llegué a este mundo, siempre me haya sentido más identificada con el caballero y la chistera, pese a mi irresistible feminidad, que con la señora del César y su omnipresente abanico camufla-defectos, ventilador de aromas pútridos y fecales, que además de ser virtuosa… debe parecerlo.
Bien, como ya expresé en el anterior capítulo, mi pueblo siempre ha sido pródigo en dar caballeros a ver la luz del día, de hecho es allí donde más caballeros y chisteras hay registrados por metro cuadrado.
Desde mi época primigenia, de lactante unigénita y unilateral, ya apunté maneras, despuntando siempre como una nefasta comedora, casi una asceta, que además de resistirme con firmeza a engullir la pitanza que se me ofrecía, a diario y a mandíbula batiente, rehusaba, con caballerosidad eso sí, al uso y disfrute del chupete. ¿Lo ven…? Es más fácil rechazar un chupete y quedar bien, siendo caballero, que siendo una señora… a las señoras, no sé porqué, siempre se nos imagina, sobre todo en sueños de alto contenido erótico, dándole vueltas a un chupete, qué cosas…

Continuará…


http://ana-erre.es/

martes, octubre 19, 2010

LIGAZÓN

video

Fue hace unos meses, está la imagen algo oscura en una mala grabación con cámara de fotos... pese a todo ahí queda para la posteridad un testimonio de lo que fue Ligazón de Valle Inclán, dirigida por Miguel Ángel Mañas, para la Escuela Superior de Arte Dramático de Castilla y León. El esperpento roza el esperpento; en escena... la comadre medio bruja, la ventera bruja entera, y la mozuela, la sufrida hija de la ventera.

Reparto:

La raposa: Pilar Redondo

Mozuela: Carmen González

Afilador: Alfredo Noval

Ventera: Ana Rodríguez

El bulto: Nacho Laseca

Director: Miguel Ángel Mañas

Regidor: Diego Palacio

lunes, octubre 18, 2010

VINE AL MUNDO Y ME QUEDÉ (cap. 1)


Vistas las cosas de ese modo, un buen día vine al mundo y lo hice por el método más tradicional y conocido, es decir, a través de un túnel. Dicen que cuando nos vamos de él, del mundo, también lo hacemos a través de un túnel, pero yo sospecho que debe ser distinto conducto, pues me da la impresión que ese desagüe inicial que nos trae hasta la vida, con el tiempo se atora lleno de escombros y detritus.
Cuando nací era pequeña de estatura, no digo que como todos los niños, de hecho yo nací midiendo un metro cincuenta y cinco centímetros, y así me quedé para los restos, aspecto que me enoja bastante, la verdad, pues de todos es sabido que cuando una mujer es agraciada de facciones, y pequeña de estatura, sólo logra con el tiempo arrogarse la condición de simio… “qué mona es… es monísima…” Por el contrario, cuando además de agraciada, es alta y delgada como su madre, suele arrogarse la condición de buena… “qué buena está la tía…” Dando por legítima mi pretensión de estar buena antes que de ser mona, se deduce que, si bien no he vivido frustrada por tal hecho, también es verdad que me ha jodido bastante no dar la talla. Pero a lo que íbamos… nací sana, que es lo principal.
Mi madre, mujer habilidosa donde las haya, solucionó el tema del parto de un plumazo, es decir, lo solventó en un quítame allá esas pajas, mientras se metía entre pecho y espalda un bocadillo de mortadela porque la economía no daba para jamón de Guijuelo. Parió en casa de su madre, le asistió una comadrona de las de antaño, estamos hablando del siglo pasado… no me chocaría además que la comadrona también fuese barbera, sanadora y encantadora de serpientes. Y naturalmente parió en su pueblo, que es el mío, una localidad de la Tierra de Campos de cuyo nombre sí quisiera acordarme pero no puedo, donde los lugareños son gente distinguida y elegante que en lugar de lucir una amapola en el testuz, o una espiga entre los labios, como los lugareños de otros pueblos más rurales, lucen una chistera bajo el brazo desde el mismo momento de nacer. ¡Bah… singularidades de mi pueblo! Hay niños que traen un pan bajo el brazo ¿no? Bien… pues en mi pueblo los niños traen una chistera y no se hable más.
La chistera le procura a uno la condición de caballero antes que de señora, de hecho yo, de siempre, me he sentido caballero como el que más…

-continuará-

domingo, octubre 17, 2010

DESBLOQUEO



Uno siempre cree, uno siempre piensa que va a empuñar el lápiz para empezar a escribir y las palabras van a dispararse solas, a ráfagas o en pequeñas y espaciadas detonaciones, pim, pam, pim, pam… Con ese ánimo el escritor aborda sus, a veces, escasísimos momentos de quietud y de silencio. Pronto llega la decepción, el vacío, la frustración… supongo que para el que escribe es tan frustrante que no le salga el verbo, como lo es para el atleta estar atado de pies y manos frente a una pista de atletismo.

Un día quise escribir una novela donde se contase mi vida con pelos y señales, otro día me decidí por un cuento que expresase mis ilusiones, a veces preferí manifestar mis sentimientos y emociones a través de la poesía. Siempre mal, siempre incompleta… pienso que no fui capaz de llegar a mi destino, y en cambio lo que llegó nuevamente fue la frustración, pues uno pretende infructuosamente que el barco de sus palabras llegue a buen puerto, lo que no contempla nunca, cuando se depositan quintales de ilusión y esperanza, es que los poemas naufraguen en un anodino mar de fondo, si al menos éste fuese peligroso… si al menos las olas que amenazan con ahogar nuestros escritos fuesen gigantes, como las que llevan en volandas a los surfistas… lo malo es que hay mares de fondo que sólo sirven para atraer algas y basura a la superficie, para marear con su incesante vaivén, para desestabilizar.

Empeñada en reinventarme, en llegar a ÉL, me propuse glosar a través de un escrito, con tintes casi periodísticos, todas mis virtudes, mis condiciones, lo que yo creo que valgo, simplemente para deslumbrarle y que no tuviese más remedio que sucumbir a mis muchos encantos. Pues bien, tan sólo me salió un microrrelato de apenas diez palabras, una especie de epitafio: Aquí yace una gilipollas como la copa de un pino.

viernes, octubre 15, 2010

NO NACÍ PARA SEGUNDA



No nací para segunda,
yo nací para primera,
y en caso que tengas otra,
por si acaso, ante la duda,
que sea la que yo quiera.

No me juegues a dos bandas
ni me enseñes dos perfiles del amor:
el del amante sincero,
y la cara del Don Juan
adulador y embustero.

Si le asaltas a mi honor
y me humillas en mi casa
tras estos muros de papel
que construí para ti,
bajo un techo de cristal
que levanté junto al cielo
a expensas de un mausoleo
de caricias de algodón,
y de un adiós de relato
hecho con metacrilato,
cuando apeles a mi ego,
éste que vive y reina dentro de ti...
con garras de ave rapaz
le atraparás por el cuello,
y, con cara de payaso,
hasta puede que le metas mano.

No la pasees por mi acera,
no te la comas a besos, con audacia,
delante de mi ventana,
mientras mantenga en mi almohada
caliente y vívido tu recuerdo,
no olvides que soy la nada de tus luces
y la reina que rige oculta
bajo el polvo de tu alfombra,
pero no ha nacido aún
la que en este reino frío
se atreva a mí hacerme sombra.
Quédate con la más joven,
que esta musa torpe y vieja está de sobra,
y en esta trinchera de estiércol
no cabemos dos poetas
para que urdamos juntas,
con poemas y canciones,
una triste maniobra

No has probado la dureza de mi lecho,
no has gozado con las mieles de mis besos,
puede que no lo pruebes
si no lo quiere el destino,
pero si sigues así,
por la línea que has trazado,
la que cruza tu camino,
lograrás mi corazón en barbecho,
y con el tiempo…
además de probar en tu hiel,
cómo derrama el filo acerado y gris
del puñal de mis palabras,
aunque sea con tenazas,
también te arrancaré de mi pecho.

jueves, octubre 14, 2010

HOY... MÁS DE LO MISMO







pero esta vez en el Centro Cívico Jose María Luelmo, también bajo el auspicio de Amigos del Teatro en otra de sus jornadas teatro fusión -o versus- poesía.
En imágenes, alguno de esos momentos de la actuación.


miércoles, octubre 13, 2010

Sensaciones




A chocolate en tu espalda,
a vainilla en tus sienes
y el lóbulo de tu oreja,
a sal marina yodada en tus labios,
a regaliz en tu ceja,
olor a coco en tu escote
y magnolias en tu nuca,
son fragancias mil en una,
eres tú y tus circunstancias,
son olores que, aunque han muerto
y ya no viven, no se me olvidan nunca.





martes, octubre 12, 2010

NO SÉ SI VAS DETRÁS DE MÍ






No sé si vas detrás de mí,
no sé si voy detrás de ti,
nos buscamos en las sombras,
en la luz de las paredes,
por encima de las sillas,
al amor de los visillos,
debajo de las alfombras,
cubiertos por edredones
y por nubes de algodón,
adornados con laureles,
así…nos acosamos a diario
y nos hallamos a veces
cabalgando por los cielos.

Rodando por los suelos,
lo hacemos sobre colchones
y fogones apagados,
siempre en sueños, eso sí,
convertidos en dibujos animados.

No sé si te persigo
o me persigues a mí,
pero sé que llega el alba,
cae la noche y me despierta
una campana oxidada
que toca a muerte enlatada.
Abandonada en mi lecho,
tristemente me doy cuenta
que no soy yo la que piensa,
la que siente o se lamenta:
soy caballero de ayer que añora
el ayer y vive el hoy como señora,
mi corazón es grande
y blando, con textura de compota,
mi cuerpo, pequeño y de arcilla,
parece de terracota,
y, si me dejas, me muero
lo mismo que una muñeca rota.

lunes, octubre 11, 2010

AYER NAMBROCA, HOY BAILARÍN VICENTE ESCUDERO










Efectivamente, ayer lo que tocó fue ir a Nambroca (Toledo) con el Grupo Lorca, a representar Electra y la máscara de Agamenón para el IV Certamen Nacional de Teatro Albrocal, que allí se celebra, y al cuál hemos sido seleccionados, junto a otros cinco grupos, de entre casi medio centenar de compañías de teatro amateur de toda España.
Resultar seleccionados ya es un premio, teniendo en cuenta que el vídeo que enviamos no nos hacía demasiada justicia; actuar en el teatro de Nambroca ya es otro premio, puesto que es un espacio muy interesante que cuenta con un espléndido escenario, amén de un público serio, entregado y entendido. Lo de público entendido no es un cumplido, de hecho, pese a ser una población tirando a pequeña, con 4000 habitantes, dispone de tres grupos de teatro, escuela de danza en todas sus disciplinas y modalidades, banda de música, taller de pintura, de judo…en fin, lo que se dice un pueblo con inquietudes culturales.
Es de bien nacidos ser agradecidos, por eso, porque somos bien nacidos, los de Lorca agradecemos a la organización del evento su disponibilidad, deseos de agradar y colaboración con nosotros para que todo saliera bien –gracias Ani, gracias Vicente-.

Ahora sólo cabe ganar algún premio, cuestión que, además de a un deseo, responde a una apuesta fuerte por el TEATRO con mayúsculas. Electra es una obra ambiciosa y difícil para un grupo de aficionados que, pese a tener años de experiencia sobre el escenario, cuenta con los hándicaps que cuentan todos los grupos aficionados. Pienso que ese detalle no le pasará por alto al jurado del certamen, sobre todo porque de las obras seleccionadas, posiblemente la nuestra sea la más seria y dura de interpretar. Por tanto seguro que lo van a tener difícil a la hora de elegir ganador. Y por si esto fuese poco, encima el Grupo Lorca ayer regaló a los de Nambroca la que creo ha sido mejor actuación, representando Electra, de cuantas ha hecho hasta ahora. No me dejo llevar por la pasión al afirmar esto… la lucha de espadas entre Egisto y Orestes fue la más creíble y enérgica de las que llevo vistas, por momentos pensé que se iban a sacudir de veras, pues los movimientos coreográficos establecidos dieron paso a una lucha guerrera “de verdad”. Me parece que todas las interpretaciones estuvieron muy por encima, aunque de manera sincera y emotiva me quedo con dos, la de Raúl-Orestes… pues si bien Orestes mata a Egisto, también es verdad que a punto estuvo Orestes de aniquilar a Raúl Ferrero, pero no pudo –Raúl es más fuerte que Orestes-; también la de la actriz Ana Salvado como Electra, desafortunadamente a veces las circunstancias personales negativas ayudan en teatro a que pongamos nuestras emociones sobre el tapete, como ella lo hizo ayer, bordando una Electra inédita que yo no había visto –o no había sabido ver- hasta el momento (un abrazo, Ana…); por último, señalar la actuación de Aba (Luz)… ese personaje que tiene muchos momentos “mudos” en escena, momentos difíciles, pues hay que estar ahí… interpretando, poniendo “caritas”, haciéndoselo más fácil a los compañeros de reparto, y Luz ayer lo bordó, también desde mi humilde opinión.
Los técnicos y el dire, resueltos y eficaces como siempre, no podía ser de otro modo –también nuestra debutante e hiperactiva luminotécnica, ahora además conocida como Genoveva-.
El cuerpo médico, pues Lorca cuenta con el privilegio de tener su propio equipo médico para atender a los actores, estuvo en su sitio, apuntalando al futuro rey de Micenas con conocimientos, pero sobre todo con cariño paternal. Gracias José Luís.
Gracias a los acompañantes, consortes, amigos, aspirantes a actores de Lorca… que nos apoyaron y ayudaron en todo momento, con paciencia, entrega y buen humor: Begoña, Teresa, Gloria, Fernando, Pilar, José Carlos… no sé si me olvido de alguien.

Ayer Nambroca, de vuelta a casa a las tres de la madrugada, hoy invitada por los Amigos del Teatro, en Bailarín Vicente Escudero, teatro-poesía. La vida del artista es dura, pero vale la pena, crea una sana adicción, sobre todo si al final hay jornadas como la de ayer, que quedan para el recuerdo.

¡Gracias Lorca!
Las imágenes de arriba corresponden a momentos del montaje de decorados, nuestros chicos en plan Spiderman.

sábado, octubre 09, 2010

NUESTRO IMPOSIBLE VIAJE A NINGUNA PARTE



Un imposible viaje a ninguna parte
es ese sueño que intenta,
oculto tras un baluarte,
convertir una mentira en arte
para huir del agobio, vencer el oprobio
y, lejos de las cadenas que nos atan,
que tú me ames y a mi vez poder amarte.

Existe un lugar en el mundo al que podrás escaparte,
y yo, cual cazador furtivo,
seguirte hasta un oscuro callejón
para en un descuido asaltarte,
comer tus labios a besos y abrazarte.

Hay un país de ensueño,
llamado Maravilla, que nunca tiene dueño,
donde habita el insomnio y se fornica todo el día,
donde no se pone el sol
y la luna seductora es seducida cada noche
por un tal Don Juan Tenorio.

Más allá de las nubes y las sombras
emerge el Hotel Nostalgia
que nos aguarda hace rato tapizado con alfombras,
allí nos espera una alcoba con cama con dosel y un gato,
y encima de la mesilla pajaritas de papel
que lucirán sombrero y por corbata un cascabel.
Habrá una cesta de frutas con un letrero que diga:
“son del árbol prohibido, no tocar estas naranjas”
y tú, como buen caballero, educado, prudente y cohibido,
no tocarás ni una raja.

Se oirá una radio que emita en frecuencia modulada
alegres cantos de sirena que a voces nos estén llamando
aunque no nos digan nada.
Y en torno al hotel, para que nadie moleste,
los jinetes de la muerte y de la peste,
aliados con nosotros y por una buena causa,
habrán cavado mil zanjas.


En ese sitio imposible habrá playa y habrá mares,
habrá lluvias y habrá risas, lágrimas de dicha y risas
y haremos el amor sin prisas.
En ese pueblo invisible
no ha de faltarnos buen vino, prometido,
y tampoco la cerveza,
yo me ocuparé de ello por si a ti te da pereza.

Cederemos un espacio a las tertulias,
prestaremos el tiempo a esas calladas pláticas
donde hablarán nuestros ojos por nosotros,
llenos de pasión y fuego,
y después, temblando de gozo,
daremos en pensar en lo que va a venir luego,
ese mágico ritual de amor, caricias y juego.
Rozaremos nuestras manos con respeto
y saltarán chispas, una especie de calambre
que barrunta colmadas raciones de sexo
para un par de muertos de hambre.

El imposible viaje a ninguna parte
nos llevará de regreso hasta ese rincón
donde un día, tristes y cabizbajos,
nos despedimos y nos dijimos adiós,
dejando como prenda en ese sitio
un trozo de corazón.



viernes, octubre 08, 2010

LA SOMBRA COMO MADRE DE LAS CONFUSIONES


La sombra es la madre de la confusión,
la gran sacerdotisa del equívoco mundo de las alucinaciones.
Al amparo de las sombras,
bajo su auspicio y protección,
elucubramos grandes despropósitos,
imaginamos lo inimaginable,Alineación al centro
añoramos paraísos perdidos y nos inventamos otros.
En las sombras tememos, amamos, reímos y lloramos.
La penumbra tiende a distorsionar lo percibido,
ayuda a hurgar y horadar
dentro de la dualidad que nos rodea
y de nosotros mismos.

jueves, octubre 07, 2010

EN LA PENUMBRA



  • En la penumbra,
    bajo una luz que no alumbra,
    el hombre,
    siempre logra que me asombre:
    no en vano acostumbra,
    entre mis brazos,
    transformarse en peluche
    y rendirse a mis pies…
    como una alfombra.

miércoles, octubre 06, 2010


[...] Ciertamente como dice Schiller, "todos hemos nacido en Arcadia"; esto es, venimos al mundo con anhelos de gozo y felicidad y con la necia esperanza de satisfacerlos. Pero, por lo general, pronto aparece el azar, nos golpea con rudeza y nos enseña que nada es nuestro, sino suyo, arrogándose así un derecho indiscutible no sólo sobre nuestra riqueza y sobre todo lo que poseemos.
En cualquier caso, transcurrido algún tiempo llega la experiencia y nos enseña que el placer, el gozo, sólo es un espejismo visible a distancia que desaparece en cuanto nos acercamos a él; y que, al contrario, los pesares y el dolor son entes reales, se dan a conocer por sí mismos y no necesitan ilusión ni esperanza algunas que los representen. Pronto reconoceremos que lo mejor que el mundo puede ofrecernos es una existencia exenta de dolor, tranquila y llevadera; por eso limitaremos nuestras aspiraciones sólo a la consecución de este propósito a fin de alcanzarlo con mayor seguridad. Pues para no acabar siendo realmente desdichado, el medio más seguro es que no se pretenda ser muy dichoso. "La ruin pretensión de la felicidad, sobre todo de tanta como soñamos, corrompe todo en este mundo. Quien pueda librarse de ella y no desea otra cosa que lo que tiene enfrente, puede salir adelante". De ahí que lo más aconsejable sea moderar las aspiraciones de gozo, posesiones, rango, honores, etcétera a un mínimo prudente; porque precisamente la afanosa lucha por la felicidad, el brillo y el placer es lo que provoca las mayores desgracias. Conducirse de ese modo será lo más sabio y lo más aconsejable; pues ser muy desgraciado es fácil, pero ser muy feliz, en cambio, no sólo dificilísimo, sino completamente imposible'. [...]
Arthur SCHOPENHAUER
Aforismos sobre el arte de saber vivir

martes, octubre 05, 2010

FOTOMATARILE





Las experiencias gratas del recuerdo
las copiamos en formato diapositiva,
las imágenes del amor van impresas en una película
y son la salsa, son la chispa de la vida.
Vivencias ampliadas en negativo,
evocaciones en blanco y negro
plagadas de brillos y contrastes,
mil perdones saturados a todo color,
matices añadidos a la alegría de los tristes,
edición en sepia para la tristeza de los alegres,
varios enfoques de un amor secreto
nunca revelado y siempre bien asistido.
Ojos que se aúpan sobre trípodes,
disparos furtivos al corazón que señalan un objetivo,
respiración diafragmática, jadeos, un suspiro,
trapo negro y la cancela que oculta tu pajarito,
fuelles de antaño que marcan un hito,
focos y luz fría para unos pocos,
para los de siempre, fondos y reflectantes,
los de ahora y los de antes,
toqueteos y retoques, capas en degradé
que te desnudan el alma y te devoran la piel,
besos grabados en un daguerrotipo
y caricias sobreexpuestas en sexos ortocromáticos.
Quererte a ti es captar la luz, toda ella,
guardarla en una botella,
y con la velocidad del rayo apretar tu obturador,
ése que rige y marca el ritmo de tu amor,
para así, dosificar un posible desengaño y que,
una vez te hayas ido, no me causes mucho daño.





Imagen: Díptico correspondiente a la próxima exposición fotopoemática del poeta bululú -Cangas de Onís, Asturias, a partir del 25 de octubre-


lunes, octubre 04, 2010

VENENO


El veneno se acumula a la puerta de mi losa
tapándome la entrada,
y escupe una llamada tan suave y delicada
como el batir de alas de una mariposa.
Es la voz callada que se agita en pretérito pasado
de manera oculta, discreta e insidiosa.
Es la fuerza inquebrantable, la dulzura tierna pero dura
de tu mirada turbia pero hermosa.
Un dardo certero se hunde en la diana de mi florida calavera,
y por las noches,
mientras tejo una bufanda tan larga como inútil,
y cocino en el fogón de mi infierno
con llamas de pasión, devorando en mis entrañas el deseo a fuego lento,
añoro y desespero palpando con sorpresa y aprensión mis huesos ateridos.
Al otro lado de la puerta, mi cancerbero, inclemente,
mezcla las gotas de veneno con un poco de aguardiente,
y me las sirve con nata en una copa caliente
para que afronte la llegada del futuro que me aguarda,
voraz e impenitente, con mi mejor talante, mirándole de frente.
(De mi libro "Sonambulistas")

domingo, octubre 03, 2010

SOLEDAD



Soledad que te reflejas en un muro de cristal
y emerges entre la piedra, el vidrio, el ladrillo,
o de la nada que hay al otro lado de una puerta
cerrada con pestillo y oculta tras un visillo.

Soledad que te anuncias y te vendes
ungida de fatuo brillo y resplandores,
adorno e inspiración de esos poetas malditos,
locos y enfermos por recurrentes males de amores.

Iridiscencias de falsos improvisadores,
inventores de frases grandilocuentes
vacías de contenido y plenas de ornato,
al escribir un poema siempre buscan
y no encuentran los dichosos pies al gato.

Poeta, genio de lámpara mágica
teñida de rutilante amarillo
y un sospechoso tufillo,
ése que desprenden las maderas barnizadas,
eres feriante de versos, charlatán de pacotilla,
embaucador de nostalgias, plagiador de canciones,
tratante del corazón y vendedor de emociones.

Imaginario creador de palabras apiladas
sobre un lecho, a todas luces heridas,
rotas a la mitad por vocación y derecho,
pintas versos de amor gestados con el ego
y con lo que a todas luces,
heridas y rotas a la mitad,
es tan sólo tu flagrante soledad.

sábado, octubre 02, 2010

AFORISMOS


La soledad concede al hombre dotado de grandes cualidades intelectuales una doble ventaja: primero, le proporciona la posibilidad de estar consigo mismo; y, segundo, la de no estar con los demás.


[...] Orgulloso no es quien quiere; a lo sumo, puede parecerlo quien quiera, pero el que así haga acabará por abandonar pronto su papel, como sucede con cualquier papel prestado. Pues sólo la íntima, vigorosa e inquebrantable convicción de poseer méritos extraordinarios produce el hombre verdaderamente orgulloso. Tal convicción podrá basarse en un error o sustentarse simplemente en méritos exteriores y convencionales; esto no daña el orgullo con tal de que la convicción sea real y seria. Puesto que el orgullo tiene su raíz en la convicción, se hallará, al igual que todo conocimiento, fuera de nuestro arbitrio. A mi parecer su peor enemigo, su mayor obstáculo, es la vanidad, que corteja el aplauso de los demás a fin de fundamentar luego sobre éste la elevada opinión de sí mismo, mientras que la condición indispensable del orgullo es tener dicha opinión bien arraigada desde un principio.

Si bien el orgullo se censura y proscribe, creo, sin embargo, que esta actitud proviene de quienes no tienen nada de qué enorgullecerse. Ante la desvergüenza y la estupidez de la mayoría de los seres humanos, todo aquel que tenga algún mérito hace muy bien en ponerlo de manifiesto y no dejar que caiga del todo en el olvido. [...]



"Aforismos sobre el arte de saber vivir"


Arthur SCHOPENHAUER

viernes, octubre 01, 2010

ENVIDIA


El que carece de toda superioridad o mérito desearía que nada de eso existiese. Le tortura verlos en otra persona; se pone blanco, verde, amarillo de la envidia que le corroe por dentro. Le gustaría aniquilar y hacer desaparecer a todos los privilegiados. Mas si, para su desgracia, no tiene más remedio que dejarlos vivir, será bajo la condición de que oculten sus perfecciones, de que las nieguen por completo, de que abjuren de ellas. Ése es el origen de las frecuentes alabanzas a la modestia.


El mundo, II, p.547


Arthur SCHOPENHAUER


Qué grande eres, Don Arthur, y qué bien has dibujado la modestia, si no fueses tan misógino y no estuvieses muerto, te daba un beso en la boca.