Páginas

martes, octubre 29, 2013

AHORA




 

Ya descubro bajo la almohada un secreto,

bajo una hoja una huella,

bajo mi cama, escondida y temerosa,

la pálida luz de una estrella.

He aprendido a leer los elementos,

su código silencioso,

y los mensajes que llevan escritos en sus lomos

los chinarros del camino,

polvorientos, cenicientos.

Ya entiendo la razón de muchas cosas,

y ahora que nadie me engaña

y estoy de vuelta de todo,

ahora, que la radio me sorprende sin noticias,

el móvil sin cobertura

y el televisor me observa taciturno,

siempre negro y aplastado

desde algún ángulo oscuro, lleno de tamo

y de su audiencia tal vez olvidado…

me dedico a leer las líneas de tu mano,

la suerte, el amor y el destino

lo mismo que un quiromante,

me dedico a pulir facetas en granos de sal

con vocación de diamante,

me dedico a filosofar en alto

acerca de lo blanco de la noche,

de la negrura del día y del gris de la mañana,

Dios mediante.

Y por fin dedico ese tiempo libre que aún no tengo,

herencia reconocida ante notario,

a escribirte cada día siete versos,

ni uno menos, que son como siete llaves

que al traspasar los cerrojos de tu alma,

van contando mis penas

como se cuentan las bolitas de un rosario

o esas letras vacías que contiene un silabario.


 

lunes, octubre 28, 2013

EN NEGRO



 Fuliginoso hado,

me persigues y sacias

 tu gula desatada,

oscuro devenir

te apropias de mi estrella,

calima denegrida

te ciernes sobre mí desde la cuna

y ejecutas tu sentencia atrabiliaria

hasta en la cama.

Turbio presagio,

pozo sin fondo,

singular es mi sino

y donde pongo el ojo

ya no cabe ni una bala.

Reveses del azar,

magnífica palabra,

en mi caso, emponzoñada,

atramento del destino

que me habla enloquecido

y ensombrece mi camino.

Negro es tu afán, me dice,

y la triste y luctuosa sonochada

tizna de luto

la tela de mi almohada.

 

 

miércoles, octubre 23, 2013

MIEDO, ENOJO, PLACER


Cortapisa que me frena
y no avanzo,
sin poderlo remediar,
un desconocido,
alguien tira de mis riendas hacia atrás.
Ignoro la razón,
no sé por qué me irrito,
nada es fuente de agravio,
todo es fuente de rabia,
sólo sé que la cabeza late
y grito.
Comparto el gusto
y queda el lecho,
me revuelvo, nerviosa y torpe,
apenas unos minutos
y compruebo que,
aún no estando,
respiro tu recuerdo
verde, azabachado,
aromado de limón,
y como si fuese ayer…
me excito

martes, octubre 22, 2013

Escala de grises


La lluvia golpea incesante sobre los cristales. La luz de la tarde expira tras una suave pero tupida cortina de agua, así poco a poco la oscuridad vence al claro que exhala sus últimos rayos. La negrura se apodera y cubre, no sólo el cielo, también mi casa, mi destino, mi ánimo. Cuando todo se tiñe de plomo mi figura desaparece tal y como ha llegado a tu vida, de un modo callado, prudente, discreto, siempre vigilante y al acecho. Sólo queda el recuerdo de mi presencia, es decir, la nada más absoluta. Ni yo misma soy capaz de reconocerme en ese mundo de sombras. Mucho menos aún cuando, cada vez que estiro la mano, me topo con otra sombra más larga que la mía. He llegado a la conclusión de que de todas tus ex-amantes la más bajita de estatura soy yo, por eso mi sombra es la más recortada, eso sí… un par de cosas: ninguna le ha hecho palidecer todavía, y la mía es la única que lleva incorporadas de serie las espinas además de las llantas de aleación.

lunes, octubre 21, 2013

TARDES DE ARTE, agradecimiento



Desde que inicié mi andadura artística ha habido dos momentos cruciales y especialmente bonitos y emotivos para mí, uno fue el Bautismo poético en la Casa de Zorrilla, allá por el mes de abril, el otro ha sido mi reconocimiento como artista en la tercera edición de Tardes de Arte que se celebra en Medina de Rioseco, mi ciudad natal, y eso fue ayer mismo.

Los de Poeta Bululú, tanto José Sanz “Rudo, en sus tareas de técnico, como yo, Ana María, en la elaboración e interpretación de textos, queremos expresar nuestro agradecimiento a la excelente acogida que nos prodigaron ayer,  día 20 de octubre, en el Casino del Círculo de Recreo de Medina de Rioseco, tanto los miembros del Ayuntamiento  que acudieron al evento, como familiares, amigos y desconocidos, con motivo de un cariñoso homenaje, el que se me dispensó en una de esas Tardes de Arte, y en el cual pusimos en escena nuestra última apuesta poética interpretada y acompañada de luz y sonido, Blues en Rojo pasión.

Muchas gracias a Jesús Amigo, Técnico de Cultura del Ayuntamiento, por su disponibilidad y exquisito trato mientras duraron las tareas del montaje técnico.
Gracias  a David Esteban, Concejal de Cultura, que fue el que en principio pensó en mí para este hermoso homenaje, por su presencia y su cordialidad.
Gracias a Artemio Domínguez, Alcalde de Medina de Rioseco, por su asistencia y por hacerme entrega de la estatuilla.
Gracias a María S. José, Tte. de Alcalde, también por su asistencia y posteriores palabras de elogio.
Gracias a familiares queridos, a  Eduardo Franco, ex-alcalde y amigo de la familia, y otros desconocidos que acudieron a la cita y aplaudieron con ganas.

domingo, octubre 20, 2013

EN ROSA


 

 

Fresca, joven es la rosa.

Prisionera en tus espinas,

rejuela de tallos tiernos

son tus brazos los que encierran

mis ansias que contaminan.

Espumas erizadas

en pétalos diminutos,

y el palpitar de tus labios

en mi boca se diluye

en el silencio, en un minuto.

Rosa de Alejandría,

zarzarrosa trenzada:

escaramujo un día,

mosqueta en una semana

y casi seis años de abrojo.

Larva en la primavera,

flor completa en el estío,

 en el otoño,

deshojada, medio muerta,

se torna espectro de alambre

una vez llegado el frío.

Amores son como rosas

con espinas,

enlazadas por nudos verdes,

siendo recién brotadas

en el verano candente.

Y en septiembre,

las flores son piruletas

sin fragancia, que se pisan

y se aplastan.

Amores para el recuerdo,

pálida tonalidad,

como el fantasma del hambre

una vez llegado el frío.

Caen las primeras lluvias,

caen las hojas,

caen las vendas de los ojos

y  blandos copos de nieve,

 las rosas, ahorcadas en los rosales,

como suicidas amores,

sucumben al desafío.

sábado, octubre 19, 2013

SÓLO UN BESO





Sólo un beso,

una caricia,

una porción de queso,

una miga en tus labios

tan propicia,

qué delicia

limpiar tu boca

con la mía,

con codicia,

con deseo,

con inusitada

osadía,

con ahínco

y con desvelo.

Deslizar mis dedos

por tu nuca

hacia arriba,

a contrapelo,

hasta llegar

a tu frente

 y cerrar tus párpados

con ellos,

rozar tus hombros

despacio,

con disimulada

vergüenza,

soltar lastre,

librarme de ella,

abrazarte,

abandonarme

al instinto primigenio,

tan procaz él

y tan bohemio,

a mis años, ya lo ves…

y decirte “qué ves”,

y me respondas

cortés

“supongo que a Dios,

llevo un rato

aquí a tu lado

tocando el cielo

con los dedos,

gozando el mundo

del derecho

y del revés”

viernes, octubre 18, 2013

GLOBO SONDA


Una noticia, aún por suceder, ha aparecido misteriosamente narrada en las páginas interiores de un conocido diario de la mañana, concretamente en la sección de malos humores.
La población, confusa ante este singular hecho, se organiza para echarse a la calle en señal de protesta o alegría, eso nunca se sabe, pues aún se desconocen las consignas.
Las autoridades en general, y las fuerzas vivas en particular, no encuentran una explicación a dicho fenómeno pese a que la buscan hasta debajo de las alcantarillas.
El gobierno, igual que siempre, calla como una puta; la oposición se muestra más verborreica de lo habitual; el clero se posiciona en decúbito supino por aquello de adoptar una postura cómoda; a los sindicatos les da por trabajar de manera compulsiva; banqueros, patronal y grandes empresarios se roban entre si para dárselo a los pobres mientras lucen con singular donosura sombreros tiroleses con plumas a lo Robin Hood; los parados se quitan la careta y dicen lo que realmente piensan, que a ellos se la suda si hay puestos de trabajo o deja de haberlos, pues lo que realmente necesitan es la pasta, de modo que, llegado el caso, se resignarían a seguir desempleados de por vida siempre que se les garantizasen unos contratos indefinidos de sólo pelas, un montón de pelas… inexplicablemente emprenden una fervorosa cruzada en favor de los sindicatos y unos huerfanitos sin fronteras que pasaban por allí.
Todos aguardan expectantes a que el destino mueva ficha y que lo que tenga que suceder suceda. Mientras se espera dicho pronunciamiento, la gente se arremolina en la Puerta del Sol, que es donde se arremolina siempre la gente, sobre todo en horario nocturno y con un racimo de uvas en una mano y una copa de champán en la otra.
Tras desmentirse la noticia por parte de Gobierno, patronal y sindicatos, se disuelve la manifestación, esta vez de manera tranquila, no a garrotazo limpio como otras veces, y los manifestantes ingieren las uvas de golpe y beben el champán de un lingotazo pero deciden posponer el brindis para una mejor ocasión.


Habrá que esperar a ver si el Destino decide obsequiarnos, por fin, con la anhelada buena noticia: “España propone un pacto económico a Bruselas –y a Alemania, Francia, Italia, Holanda, Dinamarca, incluso a Móstoles…- redactado en más o menos estos términos: Nuestra querida y avanzada Sociedad renuncia a su gozoso y dado por perdido Estado de Bienestar, a cambio de regresar al modelo económico del Paraíso Terrenal, refiriéndonos siempre al modelo más antiguo, el de antes de la serpiente y de la manzana”

METAMORFOSIS


 
Por fin decidí ser yo misma, dejar atrás mis complejos y mis costumbres para cambiar de vida.
Me quité la ropa y la guardé en una bolsa de plástico, la até fuertemente con un nudo y la arrojé a un contendor de basura.
Después me duché, ah… qué sensación de alivio, nunca había sentido el agua así, tan de cerca, y pude comprobar que mi piel era clara. Me gustó percibir en ella el olor fresco a jabón, también me resultó grato el suave tacto de la toalla, mucho mejor que el de esos malditos periódicos que le dejan a una las esquelas y las noticias de fútbol adheridas a la piel. Busqué en el armario y encontré algo de ropa limpia, un poco pasada de moda, eso sí, porque…el miriñaque ya no se lleva ¿no? Aún así me lo calcé, no en vano el miriñaque proporciona un culo respingón mucho mejor que el proporciona cualquier leggins push up de esos que anuncian ahora. Me puse unos botines de cordones, agarré el devocionario y la sombrilla y me eché a la calle, no sin antes arreglarme la cabellera.
Puede decirse que he cambiado de vida, ahora vivo en el pasado, como siempre, pero de una manera digna: soy Doña Ana Ozores, me he escapado de la Regenta y habito en una vieja mansión abandonada, la misma de antes, cuando sólo era una triste vagabunda, una okupa.

jueves, octubre 17, 2013

Adosados


 
Adosados, uno contra otro,
mis libros se alinean,
las letras y las ciencias
se derraman como leche
encima de una balda de madera.
Los autores, resignados,
entrechocan sus copas
y  mezclan sus ideas,
a veces tan dispares,
acercando así posturas,
venciendo las pasiones a las letras.
Esto es filosofía,
aquí están los cuentos,
y aquí…
verso, prosa, ensayo
teatro y otras tantas narrativas.
Por más que miro,
por más que me empeño,
por muchas vidas que viva,
jamás me sentiré su dueño.
Ellos serán libres y yo rea,
los libros quedarán,
pasarán años, y yo…
no seré ese espíritu eterno,
también libre,
que tenga tiempo y que los lea.

martes, octubre 15, 2013

LA CIUDAD DUERME


La ciudad duerme.
Las farolas amarillas son vigías somnolientos.
Los taxis reposan en fila india junto a la acera, ladeando sus tocados de luciérnagas verdes.
Los escaparates de los comercios cierran sus párpados velando el claro de sus miradas.
Un borracho se tambalea, va de lado a lado y sus pisadas de alcohol se arrastran dejando surcos en el suelo.
Un semáforo, parpadeante y cansino de trabajar todo el día, se pregunta para qué.
Un coche patrulla le responde porqué.
Un conductor suicida, a bordo de un Audi blanco, rasga el silencio de las tres de la mañana, y le hace un siete, desoyendo las recomendaciones de las señales de tráfico.
Las farolas, sorprendidas, abren sus ojos amarillos de par en par.
Los taxis recomponen sus tocados de luciérnaga y se pelean por la mejor esquina, deseosos de hacer la calle.
Los escaparates, tras las rejas, se desperezan y abren sus fauces mostrando el género al escaso respetable que transita: un borracho que pasaba por allí, el cual se lleva un susto de muerte al oír el claxon reprobatorio de un Audi blanco que casi le arrolla.
Un semáforo parpadeante y cansino de trabajar todo el día se pregunta para qué cuando un Audi blanco y un coche patrulla que va tras él, cargado de luces y de sirenas, no le prestan la debida atención.
Nadie responde.
La ciudad duerme.
Yo trabajo oculta tras las cortinas de algún sitio, alumbrada por la mirada amarilla de las farolas y las luciérnagas verdes de los taxis, reconfortada por la soledad de los escaparates y los borrachos, francamente molesta por el estridor del motor de algún Audi blanco que se conduce como un loco y por las dichosas sirenitas de colores de los coches de policía, y plenamente identificada con el semáforo cansado que, tras currar todo el santo día, se pregunta para qué.

DESNUDOS BAILAN LOS DOS


Desnudos bailan los dos
rodeando tu sombrero,
burlones, a ritmo de tango,
se aman, se pisan, se besan,
se esquivan, se sueñan
y, cuando no están juntos,
se extrañan y se imaginan.
Giran, girando
hasta parece que vuelan,
jadeantes caen
cuando tropiezan,
se levantan doloridos,
ríen, siguen bailando,
batiendo espumas de sudor
en olas de tarima,
dejándose la piel
al apretarse sin medida,
van exhaustos de bailar,
tumefactos
y en un grito al caminar.
MIS PIES.

lunes, octubre 14, 2013

Depredadora


 
Entró en casa solapadamente y como quien no quiere la cosa, pero lo hizo tan firme y segura como quien sabe bien qué cosa quiere. Lo suyo, en principio, no era nada más que una visita de cortesía, lo cierto es que se quedó. Y no sólo eso, poco a poco se hizo fuerte y fue devorando a todos los miembros de mi familia. Empezó por las mascotas. En un decir amén se zampó al gato, al periquito, al perro y al abuelo, por ese orden. Después siguió por los humanos, hasta que finalmente le echó el ojo a los divinos, y es cuando vino a por mí. ¡Yo! que me creía intocable, invulnerable… “a mí eso no me pasa”. Pues ocurrió. Cuando acabó con todos los que estaban a mi alrededor, me llegó el turno… ¡y fue cuando me devoró la maldita Crisis!

 

viernes, octubre 11, 2013

EL CAOS (del poemario DiVersos)


 

Soy el caos y el desorden hechos verbo,

mi palabra, ligada siempre a otra,

la que le sigue a la zaga,

intenta construir un verso torpemente,

y otro, y otro, y otro más…

Siendo lírica su esencia, qué cosas…

de la forma más prosaica apila líneas

poco a poco y con esfuerzo,

y construye un edificio

que casi antes de nacer

ya baila cojo de un pie

encima de una metáfora,

manteniendo el equilibrio

para no caer a un lado.

Mis poemas me definen

y dicen de mí, con rabia,

que merecen otra cosa,

mucho mejor poeta

que ésta que les dio la vida,

la que les vio nacer,

la que les subió al tejado

y luego les dejó caer,

estando cojos de un pie,

siempre tumbados de lado.

Sin apenas solución,

soy el caos y el desorden

hechos verso.
 
 
 

jueves, octubre 10, 2013

SOY, SOY, SOY...


Soy  barro
que cuando pierde agua
de sudor y llanto
se vuelve arena.
Soy  limo
apostado a la orilla de un río.
Soy un mimo
vestido de blanco
que busca una triste caricia
a tu vera.
Soy cuero arrugado,
pitillera de plata,
la horma de tu zapato
y el nudo que se desliza
por tu corbata.
Soy mancha
innombrable de tu pasado,
soy la suerte
imprevista de tu futuro,
soy la que camina
siempre a tu lado
y esa efímera
voluta de humo
que, caprichosa,
presagia en su vuelo
la muerte de un puro.

miércoles, octubre 09, 2013

Loa sueldos no bajan, moderan su crecimiento...


Dice el Señor Montoro que “los sueldos no bajan, moderan su crecimiento”. Y nosotros sin notarlo…
El señor Montoro, ese pintoresco Ministro con  pinta de Ratoncito Pérez –o Gómez, o Gutiérrez o Rodríguez, ya no recuerdo, pues soy una mujer muy mayor…-, y dicho esto de ratoncito con la mejor intención de todas las posibles, de hecho le tengo un enorme respeto a dicho roedor desde que dejaba mis dientes de leche, antaño, debajo de la almohada, digo… Montoro no sólo no se comporta como su homólogo Pérez, que cada vez que perdíamos un diente nos era canjeado por una moneda debajo de la almohada –encima que eran de leche y salían de nuevo-, sino que además de llevarse la pieza dental del pensionista y/o asalariado como trofeo, se nos lleva hasta la almohada. Y ya es triste, ya… porque mira que son necesarias las piezas dentales para comer, más, si me apuran, que las almohadas, tanto es así que no entiendo porqué nunca han estado subvencionadas ni protegidas las dentaduras postizas por la Sanidad Pública, las corrientes y sin lujos, ésas tipo castañuela, mientras que sí lo han estado las intervenciones de cambio de sexo, ¡como si fuese más importante comer con el coñ… que con la boca! Pero bueno, eso es otro tema que, de ahondar, haría echar las patas por alto a algunos, y no quisiera yo… no porque me importe lo que hagan o dejen de hacer los demás con sus patas, es simple cansancio y aburrimiento, a día de hoy apenas hablo, y si lo hago, es sólo de aquello que me divierte y anima. Por eso dejaré de hablar del Ratoncito Montoro, me aburre porque no ya no creo en él como dejé de creer en el Pérez de los dientes o en los Magos –mangantes- de Oriente, será que estoy muy, muy mayor, pero… ¡Montoro, coño, no te me lleves la almohada, que lloro!!

MEJOR NO MIRARME



Mejor no mirarme.
Al empezar la mañana
mucho mejor no mirarme.
El espejo me devuelve mi otro yo,
el más yo,
el más sincero,
es el que menos me gusta
pero es el que más quiero.
Me saluda en tonos grises
y sonríe con tristeza,
se parece al desayuno, austero,
seis galletas y un poco de café
con descremada.
El mapa de carreteras
que va surcando mi rostro
tiene trazos de sequía
y de abandono.
Mis ojeras son dos fosos
ante lo que son castillos
de brillantes y oscuras almenas,
las de mis ojos.
Noches de sueño profundo
y de insomnio lacerante,
dejan su huella del tiempo
aquí, labrada en mi cara
por derecho,
van de frente
y por delante.


martes, octubre 08, 2013

AHORA VA LA OCDE...


Ahora va la OCDE y se descuelga diciendo que los españoles adultos somos los más tontos del orbe, con datos contrastados, tanto para la comprensión lectora como para las matemáticas. Ya me suda a mi hasta el fandango de que vengan  “ellos”  a llamarnos tarugos,  día sí, día también. No soy persona de envolverme en banderas por un quítame allá esas pajas, ni tan siquiera cuando juega la selección española, jamás, y no por nada… no me mola y ya está. Ahora bien, tampoco consiento que siempre se nos esté poniendo por tontos cada vez que un sociólogo extranjero levanta la pata y mea, máxime cuando ya llevamos varias rondas pagadas. Si el español adulto –incluyo catalanes- no estamos a la altura, puede ser porque el acceso a la enseñanza –de calidad- nos haya tardado más en llegar que a otros países, y si un señor de la tercera edad, pongo por caso, no sabe manejarse con el ratón del ordenador es porque tal vez el único ratón al que ha tenido acceso en su vida es al pobre roedor que incordiaba en el desván de su casa del pueblo, eso sí… que le den a mi viejo uno  de esos ratones, de los que tienen pelo, y ya verán los de la OCDE… le hace trizas en un minuto, no se diga que mi viejo no sabe manejarse con el ratón. Ya me jode, lo digo con todas las letras, que siempre parezca que lo de fuera es lo mejor –repito, dicho sin banderitas pintadas en el cutis ni colgadas en el balcón de casa cuando sale fuera el del Bosque y sus chicos-, los de allá tienen sus miserias, tantas como los de acá o más… supongo que esos análisis de “comprensión” que hacen no se los realizan a todas esas hordas de borrachos que fletan aviones con destino a Salou, Palma de Mallorca u otros puntos del litoral, ávidos de alcohol, drogas y escandalera, y que destilan –además de alcohol- comprensión e intelecto por cada poro, y si se los realizan tendrá que ser entre resaca y resaca. Mejor es que esos señores se autoanalicen, que es lo que hacemos algunos a diario, y nos dejen a los demás en paz –que sigamos pagando rondas a la Merkel, a la Banca y a todo el que se ponga por delante-. Bien está la crítica y la autocrítica, y yo no digo que seamos ningún paradigma de la cultura, pero vamos… ese complejo que a veces arrastramos de ser peor que otros es sólo eso, un complejo, y aunque no haya que echar en saco roto esos estudios sociológicos, hay que darles la importancia justa y siempre relativizando, porque en ocasiones ocurre que nos lo acabamos creyendo. Por otro lado, ahora que casi no hay fronteras, bendito sea Dios, el que esté a disgusto ya sabe donde tiene la puerta, lo que está claro es que no hace falta ponerse faltón diciendo que no entendemos bien el Quijote ¿acaso lo entienden mejor los daneses, por ejemplo? sabrán ellos de quijotes… ¡para Quijotes los españoles! A las pruebas me remito, con seis millones de parados, recortes hasta en el bigote y siendo tontos y vagos como insinúan “ellos”, vivimos mejor que nadie y somos los más marchosos, sin renunciar a nuestras cañitas, chatitos, tapitas y relaxin cup of coffee, ya te digo… eso sin un euro en el bolsillo. Anda, a ver si lo superan…

UNA VEZ QUE EL LOBO SE COMIÓ A LA VIEJA...


 
Una vez que el lobo se comió a la vieja, ya no le quedaron ganas de más. Sus carnes, tirando a exiguas, eran sólo huesos y pellejo, estaban duras como leña. El lobo también era viejo, su dentadura estaba destinada a trabajar con yogures y purés. Y encima luego estaba el lío ése de la digestión, con sus flatos, pirosis y demás adláteres.
Eructó ruidosamente y se tomó un sobre de sal de frutas; al rato notó cierta sensación de alivio que se acrecentó cuando expelió un par de sonoros pedos, que hicieron tambalear la lámpara del techo y revolverse nerviosos sobre la mesa los tapetes de ganchillo de la abuela.
Caperucita aguardaba ansiosa que llegase su momento: “Al menos conmigo reventará de gozo este cabrón”.
Pero qué va… el lobo se recostó de nuevo en la cama, tras echar una prolongada meada en el orinal, bostezó, miró a Caperucita con ojos somnolientos, y se dio la vuelta contra la pared, roncando pocos segundos después como si no hubiese un mañana.
La Caperucita, en picardías y ligueros, se agitaba en el asiento donde permanecía amordazada, maniatada y patiatada con unas esposas. Sus muñecas, tumefactas, empezaban a dar síntomas de severo compromiso vascular, “no falla”, pensaba, “no sé cómo se las apaña, pero este tío siempre me deja al verlas venir, ya me está cansando a mi tanto jueguecito erótico, la próxima vez le voy a decir que juegue con su puta madre”

lunes, octubre 07, 2013

SI YO FUESE VIENTO...


 
Si yo fuese viento…ay, si yo fuese viento…
volaría los sombreros a los guapos,
las bufandas a los viejos,
los cometas a los niños
y el dinero que me vuelan los banqueros.
Si yo fuese viento
no pararían las nubes quietas ni un minuto
sobre el cielo,
batiría la espuma de las olas
para hacer punto de nieve
y barrería las hojas de tu puerta
con afición, hasta con celo.
Si yo fuese viento, me dices…
despejaría tu mirada de legañas,
me llevaría esas cartas de amor
que no te mandan,
esos besos que no llegan,
y ya ves… sólo porque no sufrieras.
Si yo fuese viento…ay, si yo fuese viento…
mandaría a  políticos, monarcas y corruptos
a una isla solitaria
sin escoltas,
dietas,
sobres,
favores
ni comisiones,
y allí, sin acritud ni soltar un exabrupto,
les tendría a sol y a agua,
que se ganaran la vida con sudor,
con recortes, sin trabajo y, sobre todo…
sin embustes ni patrañas.
Si yo fuese viento
desviaría el trayecto de las balas
y no harían más dianas,
se acabarían las guerras,
se haría el amor en las calas de las playas,
en los montes, en las tierras,
levantaría tormentas de arena
que atorasen los cañones
y arrancasen las cadenas.
Si yo fuese viento…huy, madre…
no habría animal entre rejas,
las sacaría de cuajo
y les soltaría a todos
para que fuesen al campo,
a fornicar a las calas de las playas,
a los montes, a las tierras.
Y falsos cleros, proxenetas, pederastas,
 todos sin excepción,
de un soplido a una isla solitaria,
 la misma, que casualidad,
donde mandaría a políticos, monarcas y corruptos
sin escoltas,
dietas,
sobres,
favores
ni comisiones,
y allí, sin acritud ni soltar un exabrupto,
si yo fuese viento
les quitaría la llave y les cerraría la puerta
antes de tirarla al agua,
que se entendiesen entre ellos,
que se ganaran la vida con sudor,
con recortes, sin trabajo y, sobre todo…
sin embustes ni patrañas,
Dando al final por bueno
un tiburón de premio
para el tonto que ganara.


domingo, octubre 06, 2013

EL COLOFÓN DEL VERANO FUE UN ENORME VASO DE AZÚCAR


EL COLOFÓN DEL VERANO FUE UN ENORME VASO DE AZÚCAR
 
Empezó amargo con tardes largas de sol y frías de viento.
Siguió día a día discurriendo salado de agua de mar y besos prohibidos, pero no dados, que a fuerza de no existir se quedaron anonadados, aniquilados, alucinados, abandonados…
Llegó el agosto -tan esperado- sin frío al rostro, acalorado, y vino picante aunque educado, con siestas desnudas de cuerpos morenos, sudados, pero… qué contrariedad, no estábamos tú y yo, así pues resultó que el picante no era para tanto, sólo era para tontos con ententes contantes y sonantes. Nosotros, entre tanto, intentábamos entonarnos atentándonos en sueños, tanteando, cantando… pero como si nada.
Menos mal que en septiembre prendió la mecha, por fin, y si bien nuestros cuerpos no llegaron ni a rozarse, para qué hablar de tocarse o hundirse, nuestras almas, por aquello de no ahogarse en un triste vaso de agua, salieron a flote en un dulce mar de sueños.

Puede decirse sin ánimo de lucro, mucho menos sin ánimo de ofender, que el colofón de aquel verano fue un enorme vaso de azúcar.

sábado, octubre 05, 2013

ZULO


ZULO

Un lápiz desgastado -según él, muerto- descansa en un estuche color negro, algún día ataúd donde reposarán mis trastos de escribir, si ya no escribo.
Una revista sedente, encima de una mesita, vomita princesas y pedorras a partes iguales a través de una ventana a cuatro tintas abierta en pergaminos estucados a couché
La cama deshecha, mi camisa desabrochada, mi cuerpo cansado monta guardia como puede colgado de una percha.
Un jarrón de gruesa panza aún eructa las trasnochadas noticias que se desperezan y exhalan el último suspiro en el periódico de ayer.
Mi gato escruta con ojos somnolientos las agujas de un reloj ya próximo a dormir.
Por la noche.

jueves, octubre 03, 2013

Corpóreo y sutil (del poemario DiVersos)


Corpóreo y sutil frasco pequeño,

su cuerpo,

encierra el gran aliento de las esencias,

su alma,

hoy hebras de nieve, ayer guedejas de carbón,

su pelo,

mirada oscura, tizón ardiente,

sus ojos,

asida con garbo al ánfora posa,

su mano,

mientras pasea la vida como una joven donosa,

su garbo,

gracia gitana, piel lechosa,

su tacto,

fruta jugosa, verbo elegante,

su boca,

siempre castellana, dama de rompe y rasga,

su huella,

fugada de un lienzo vano sin pinceles ni colores,

la musa,

escapada de un Romero de Torres recién pintado,

mi abuela…

 

El corazón derramado en la cocina,

las manos en la colada

y la ropa recién tendida al sol seco del verano,

mientras en la solana se orean telas de cama

sin que falte el saludo afectuoso,

tertulia de la mañana,

al repicar con apremio las campanas,

pegando la hebra las tres,

mi abuela, la Chon y la Elvira,

apostadas junto al quicio del portal de otra vecina,

las tres.

miércoles, octubre 02, 2013

DUERME, DUERME...


Cuando te tengo entre mis brazos, y te acuno para adormecerte, me reconcilio con la vida, con la humanidad entera. Miro tu rostro, en ocasiones sombrío, siempre inquietante, y es en estos momentos de paz cuando le percibo tierno, tranquilo, incluso risueño, ya ves tú… Ahora no te temo –sólo ahora-, no tiemblo si interrumpes mis sueños colándome una de tus negras pesadillas, no me hago un ovillo en el sofá si imagino tus pasos tras la puerta, no me entran sudores fríos si mi futuro no discurre en línea recta, y a cambio transita por un trazado serpenteante que tú te encargas de llenar de obstáculos, mi corazón no late desbocado ante aquello desconocido que tú me pintas de color de duda, pero tampoco se encoge angustiado cuando te empeñas en resucitar los fantasmas de mi pasado, no eres mi dueño ni mi cuerpo oscila al verte como oscilaría ante el vacío suspendido de una cuerda, mi mente es libre para tomar sus propias decisiones sin que un gesto tuyo, un simple mohín, me haga vacilar, ya no estás a mi lado cuando subo a un avión o cuando el mar se hace profundo bajo mis pies, tampoco irás conmigo al dentista ni me acompañarás cuando pasee a oscuras por calles vacías. En estos momentos sólo eres un frágil bebé, un lactante que apenas se mantiene erguido, estás en mis manos, dependes de mí, sabes… estás dormido y puedo aniquilarte si lo deseo, puedo hacerte desaparecer para siempre de mi vida, libre al fin, sabes lo que supone eso…qué va, tú no tienes ni idea porque sólo eres un niño de pecho dedicado a comer, dormir y engordar. Eres un bebé pacífico y gordinflón, debería quererte porque siempre estás conmigo, pero te odio, te odio, qué ingrata, verdad, qué perra, jajajaja… ¿sabes lo que haría contigo si no estuviese tan enganchada a ti, si yo no fuese tu puta madre…? Te estrellaría contra la pared o te lanzaría al río desde lo alto de un puente, Miedo, acabaría contigo y, en vez de crecer, serías cada día más pequeño y ridículo, apenas una sombra en mi existencia. Sería posible si no controlases mi vida y estuviese dominada por ti, colada por tus huesos, Miedo.