Páginas

sábado, julio 19, 2014

SÓLO DOS PALABRAS


Sólo dos palabras,
una breve frase,
apenas un dicho,
un dictado visceral:
el corazón silencia
y dice calladamente
lo que siempre siente
a gritos, y expresa
con vehemente mutismo,
no queriendo molestar,
otro poco de lo mismo,
más dolor, tristeza, pena,
alegría, celos, llanto,
recuerdos, de eso hace tanto
y parece que fue ayer…
Dos palabras inocuas,
asesinas, lacerantes,
profundas, gastadas,
son de ahora, son de antes,
son simples,
pueden ser vanas
si se llenan con la nada,
pueden ser graves
si se llenan de cariño
y de amores complicados:
tú eres verano, yo enero,
tu eres el aire que agita
toda mi tierra y mi fuego
sé que no debo…
sé que en alguna parte
que no es tuya,
que no es mía,
esto nuestro está mal visto,
por eso guardo silencio
y no hablo con nadie,
me aguanto las emociones,
las contengo hasta que estallo
un buen día, y de pronto…
me muerdo el labio,
respiro,
cierro los ojos, me lanzo
y le digo al viento
lo que siento:
dos palabras,
un dictado visceral,
así de fácil,
te quiero.