Páginas

sábado, septiembre 13, 2014

Quiero las manos libres


QUIERO LAS MANOS LIBRES



Quiero las manos libres para asirte,
la boca bien limpia para besarte,
tu oído cerca para susurrarte
y ser un cinturón para ceñirte.

Quiero hacerme pluma para escribirte
y volverme agua para mojarte,
quiero ser tu espejo para mirarte
y hasta tu asesino para morirte.

Convertirme en tu luz cuando amanece,
en hiedra fresca que te trepe y bese
y en la fuerza oculta que te enderece.
Quiero ser la báscula que te pese
bajo las sábanas cuando anochece,
como si el final de mi vida fuese.