Páginas

lunes, enero 27, 2014

PAISAJE DE UN RECUERDO




Bajo suave sábana de hilo,
cobertura, aquí en mi lecho,
cierro los ojos y pienso,
siento el calor al abrigo del invierno,
y el latido galopante
que va trotando en mi pecho.


La indiferencia me arrulla,
poco me importa la gente,
abandonada a mis sueños
 cada noche más escasos,
la hoja que arranco al día,
la que cae del calendario
como mecida del viento,
deja mi vida vacía de luces y ruidos,
plena de años, arrugas y olvidos,
de quimeras, fantasías e ilusiones
que nacieron una mañana de mayo,
crecieron bajo el ardiente sol del verano,
enfermaron en otoño,
y murieron con las nieblas
en grises atardeceres paseados,
sobre estos sombríos asfaltos,
 provincianos,
de otro árido invierno castellano.

jueves, enero 23, 2014

lunes, enero 20, 2014

MI MICROMUNDO


Mi micromundo cabe en un cuento de hadas...
donde conviven mascotas con libros camaradas.
Soy una princesa medio bruja, sorda, muda, ciega, lerda,
me suspendo de una cuerda y siempre voto a la izquierda.
En la salita, una pantalla de televisor vacía
tiene el aspecto apagado de una ventana fría,
no me gusta lo que veo a través de ella ningún día.
Hay un sofá con una lámpara que parece una farola
y debajo está una alfombra que robé de una chabola.
Mi perro se viste con mono y se coloca una toca,
mi chacha utiliza bozal y ladra como una loca.
La chimenea de mi casa no echa humo, escupe estrellas
que según los entendidos son de las más bellas.
Desde una ventana hablo con la luna y la tuteo,
ella pide más respeto, que haya menos cachondeo.
Mi gata no está triste aunque es azul,
y aupada sobre las tejas viste una falda de tul
mientras no maúlla, ya que mi gata declama
arengando a las masas, arañando el alma con alguna soflama.
La cama donde yo duermo no tiene sábanas ni colchón,
duerme sola como yo, desnuda y con edredón.
Mi casita tiene por dentro un largo camino gris
que te lleva derechito hasta el cuarto de hacer pis.
Sus paredes son blancas y ríen aunque a días tienen miedo,
son educadas, calladas y no se tiran ni un pedo.
Cada noche tú me esperas al otro lado del muro,
cabizbajo, con las manos en los bolsos, sin un duro.
Esperas que la luz se apague y que todo quede a oscuras
para colarte en mi casa y en mi vida, para vivir mil aventuras
y, lo mismo que un ladrón, profanar mis aberturas.


martes, enero 14, 2014

LA SOMBRA, MADRE DE LA CONFUSIÓN

La sombra es la madre de la confusión,
la gran sacerdotisa del equívoco mundo de las alucinaciones.
Al amparo de las sombras,
bajo su auspicio y protección,
elucubramos grandes despropósitos,
imaginamos lo inimaginable,
añoramos paraísos perdidos y nos inventamos otros.
En las sombras tememos, amamos, reímos y lloramos.
La penumbra tiende a distorsionar lo percibido,
ayuda a hurgar y horadar
dentro de la dualidad que nos rodea
y de nosotros mismos

lunes, enero 13, 2014

Vacío de mí, soy campo baldío



Vacío de mí, soy campo baldío,
un estorbo que incordia en tu camino,
fui principio, medio, ahora termino
glosando como inútil mi albedrío.

Alema de amor, parco regadío
que no apagas mi corazón felino,
niégame a mí en tu cuchitril divino,
dame tu yo cual jarique tardío.

Aquí, ahora, sin pausa aunque sin prisa,
me empeño y alimento tu extrañeza
con esta condición de poetisa
que me invita, con gran delicadeza,
a borrar de mi cara la sonrisa
y pintar para siempre la tristeza.


LLEGA LA MUERTE DESNUDA Y CALLADA


  
Llega la muerte desnuda y callada,
viene a por mí.
Lo noto en su olor y su mirada.
Llega la muerte desnuda y callada.
Con un guiño cómplice me llama,
engaña y atrapa.
Me envuelve con su aroma luctuoso
de dalias y crisantemos,
y con sus cálidas palabras
me acaricia y embriaga.
Yo, pobre mortal, me dejo seducir
como un romántico cualquiera
y le pongo un par de velas
a Don Charles Baudelaire,
por si se quema, eso sí,
se las pongo al lado de los pies.
Me intuyo como poeta
 de rompe y rasga y verso libre,
y el más allá imagino
como promesa futura de aventuras
que intentan alegrar mi vida,
poeta de puerta abierta,
de calcetín y bragueta
a quien la muerte desnuda y callada
persigue, aprieta, admira y,
mientras estoy con vida, respeta.

viernes, enero 10, 2014

CANTO DESESPERADO A LA NOCHE


 Asida a las crines del crepúsculo
cabalgo en Duermevela,
y bajo el auspicio de la ley de la vigilia
voy de la sonochada al dilúculo,
alfa y omega de las sombras,
con mis sueños y mis dudas por valija,
dudas que no son tales,
pues se alzan sobre la base de un pilar
construido con efímeras realidades.
Obligada por las circunstancias,
maldita casuística de una moral de pega
tan falsa como la más espuria de las monedas,
no puedo por menos de mostrarme ciega
a la luz del día, y, a cambio, convertirme
en luciérnaga apagada y luctuosa,
coleóptero licnobio que no brilla,
siendo despojado por la muerte
de sus alas blancas y verdosas.
Tras el toque de queda de una fúnebre campana,
en este camposanto que me guarda
seré por ti búho nictálope y noctívago,
irredento nocherniego
cuya mirada traspasa el poder de la oscuridad,
mientras tu insultante silencio,
conticinio de las horas tantas,
antes que llegue el día con el alba
cantará como alegre gallo que libera su garganta.


jueves, enero 09, 2014

CRISOL, ESPEJO LÚCIDO





Crisol, espejo lúcido,
transparencia de besos 
robados bajo el sol.
Caricia limpia al ocaso,
sórdido abrazo de noche
sedienta de sexo en mi cuarto.
Pellizco de recuerdos,
delirios bajo la luna
envueltos en mantas de locura.
Ya sólo queda el despertar,
el desasosiego, mis labios secos,
y, sobre mi lengua, aplastado,
el resabio amargo de un analgésico.