Páginas

jueves, febrero 27, 2014

Teaser de Hoy voy a dar la talla

A PACO DE LUCÍA


Puestos a dejar caer aquí un poema, y dado que Paco de Lucía nos ha dicho "hasta luego", no se me ocurre otro mejor que el que tengo dedicado a la guitarra, al guitarrista y a sus hábiles dedos.


TE DEJO ACARICIAR MI CUERPO DE GUITARRA

Te dejo acariciar mi cuerpo de guitarra...
mientras pulsas las clavijas de mi alma,
y desfallezco,
dando al traste con mis planes de adorarte
cuando pisas sobre ceja con las cuerdas
sutiles y arrogantes que me atas.
La encordadura hecha suspiros 
de mis tardes sin tus tardes,
desafina en ésta, mi vida tranquila y sedentaria.
Rasgueas, rasgueas… y haces cosquillas
la planta de mis suelos,
arrancando sonidos de hojas secas aplastadas
cuando bailo al son que tú punteas,
cuando espero asida cada noche
al mástil, nodriza de madera, 
nave que trasteas bajo el puente,
llevando del bordón a la más fina
la nota de tu adiós que siempre desentona
en esta partitura del amor,
canción a media voz y a media luna,
la balada más triste, más sonora, más divina.

miércoles, febrero 19, 2014

DANZANTES





Danzantes y comediantes que
a cuenta y causa del deber,
somos de la erótica, farsantes,
de la ética, militantes
y de la estética, mutantes.
Somos bailarines del amor
que, enredados en un tango,
nos revolcamos por el fango
bajo un sol abrasador.
Mientras se instala el vacío
en nuestros cuerpos ardientes,
como niños obedientes
renunciamos a invocar el desafío.
En nuestras horas caducas,
cobijados en las sombras,
se anularán citas calientes
donde el rechinar de dientes
perforará nuestras nucas
y pateará nuestras alfombras.
Mas un día bailaremos la danza de Eros,
lo haremos sin límite, como posesos,
nos sacaremos la espina comiéndonos a besos,
disfrazándonos de amantes,
sin pelucas ni sombreros,
y mostrándonos al mundo
como un par de vagabundos,
sedientos de amor, moribundos,
y cobrándonos en carne
lo que perdimos un día,
en casi sesenta segundos,
por un acuerdo impoluto
en aquella tarde de luto,
pacto de silencio hablado
que se dirimió en un minuto.

lunes, febrero 17, 2014

Potamología

POTAMOLOGÍA


Tu amor viene a mí como clamor
de lluvia fresca que empapa mi cabeza,
 y en contacto con la tierra
se torna fragüín sencillo de vadear
 que discurre entre las piedras
 vestidas de verde musgo,
hijas de una montaña.
En caída libre,
en cascada a través de mi garganta,
 vierte como río que llega hasta mi pecho,
se adentra, encajona y excava un desfiladero.
El agua de este río, que es tu agua,
 en lo llano se remansa y hace tojos,
pero busca el mar con desespero
remolineando cadozos tan profundos
que calan hasta el fondo de mi corazón.
Tu húmedo abrazo rodea mi cintura
dibujando la concavidad de un meandro,
y deja mi ombligo en medio, solitario,
como si fuese esa romántica mejana
que aguarda la llegada de la noche
para velar a los amantes.
Más abajo, casi en el mar, el horcajo,
sexo contra sexo,
mi río recibe el agua de tu río y se desborda,
formando un gran estero
lleno de vida y de barros,
de juncos y de limos,
de caricias y de mimos.


domingo, febrero 16, 2014

LA OSCURIDAD DE LAS SOMBRAS


Lo bueno que tiene la oscuridad de las sombras es
 que bajo su manto protector no se aprecian los defectos,
no se vislumbra la belleza que nos falta, la ignorancia que nos sobra,
el empacho que suscita una generosidad sin límites
o la envidia que provoca y corroe una inteligencia bien administrada.
Apenas se distinguen las diferencias que existen
entre ser fiel o desleal.
Pasa desapercibida la elocuencia,
la paciencia,
la decencia,
la inocencia,
la demencia,
la somnolencia
y cualquier “petite” negligencia.
El tamiz de las sombras filtra muchos tipos de dolencias,
de carencias y el amargo presagio de las decadencias.
La sutil transparencia de la penumbra es eficaz,
por raro que parezca, en caso de severa impotencia
y de una flagrante y cándida inexperiencia.
La oscuridad es la cómplice natural y absoluta
de la más que sibilina y ambigua confidencia,
está abierta y dispuesta a la osada sugerencia,
es el acicate de la concupiscencia,
y, tras un breve tiempo de latencia,
es capaz de sonreír benévola ante una pícara irreverencia.
Pero sobre todo y lo más importante es que,
estando agazapada y oculta en las sombras,
es casi imposible detectar una carrera
en unas medias de seda de paupérrima consistencia.


sábado, febrero 15, 2014

Ausencia que arranca la noche


Ausencia que arranca la noche
del cristal de mi ventana,
pasos vacíos en calles sin gente,
sin asfalto y sin un coche,
voz que ilumina y que sangra
desde mi garganta,
manando vomita desde el infinito
hasta el más cruel de todos mis reproches.
Al fin descansarás tranquilo,
dormirás levitando en tus sueños,
caerás en la cuenta del día siguiente
y mirarás el reloj en las sombras,
en el rincón prohibido, allá donde siempre.
Verás que la hora no cede
y se detiene a la misma hora,
muere en un instante
cada vez que suena el toque elegante
en el campanario de la catedral,
allí es donde mueren todos los amores
por abandonados,
en sólo un minuto de besos latentes,
de besos prohibidos por inexistentes.
Allí es donde nace la rabia
y se torna perenne,
donde se afianza y donde la desgracia
toma confianza.
Verás qué bien vas a estar ahora,
cuando me recuerdes a la misma aurora
cada vez que suene el toque elegante
en el campanario de la catedral,
en el mismo instante, en sólo un momento,
en sólo un minuto, cuando el amor muere
por abandonado, con arte, con maña
y con una entrega casi artesanal.

viernes, febrero 14, 2014

SOY, SOY, SOY...



SOY, SOY, SOY…


Soy  barro
que cuando pierde agua
de sudor y llanto
se vuelve arena.
Soy  limo
apostado a la orilla de un río.
Soy un mimo
vestido de blanco
que busca una triste caricia
a tu vera.
Soy cuero arrugado,
pitillera de plata,
la horma de tu zapato
y el nudo que se desliza
por tu corbata.
Soy mancha
innombrable de tu pasado,
soy la suerte
imprevista de tu futuro,
soy la que camina
siempre a tu lado
y esa efímera
voluta de humo
que, caprichosa,
presagia en su vuelo
la muerte de un puro.

jueves, febrero 13, 2014

¿CÓMO NO AMAR A UN PERRO?


¿Cómo rechazo a la bestia
que me besa y me acaricia?
¿Cómo ignorar al amigo
que repara mis heridas,
que me sigue fiel cada paso
y me ama con nobleza y con codicia?
¿Cómo no rozar su pelo
con mis dedos y sentir
su tacto suave?
Más que crin para mí es raso,
más que una trufa mojada
su hocico es boca de cielo,
caramelo si me lame…
ay, si me lame,
es que es tan rico mi perro
que me parece un buñuelo
y un día lo como a besos,
lo digo sin falsa modestia.
¿Cómo no amar a mi perro
cuando cuida de mi vieja
con cariño y con desvelo?
Lo que otros no queremos ver
y miramos a otro lado,
esa vejez que asusta
por tener la faz tan arrugada
que da grima,
otros la cubren de babas
con sus besos, qué digo…
si hasta le lavan la cara,
 y tienen un sexto sentido
que les dice, hay que cuidarla,
es vulnerable, ya está anciana…
¿Cómo voy a impedir
a Merlín cada mañana
que lave la cara a mi madre
con su lengua…?
¿Cómo ser tan miserable
que regañe yo a mi perro
si le quita las legañas a mi vieja…?
Dejemos al animal,
dejemos en paz a la bestia,
que la mime y la proteja,
tal vez sus caricias
son las más sinceras
y mi vieja así lo entienda,
pues cuando apenas sonríe,
cuando su gesto escasea
y se hace imperceptible,
si es Merlín el que la besa
su boca se curva hacia arriba,
los ojos se le iluminan,
y su mano casi sellada
se abre en una caricia
que atusa el lomo del perro,
su cabeza y su barriga.

Recitando en La Curva


Título: SI YO FUESE VIENTO…

  
Si yo fuese viento…ay, si yo fuese viento…
volaría los sombreros a los guapos,
las bufandas a los viejos,
los cometas a los niños
y el dinero que me vuelan los banqueros.
Si yo fuese viento
no pararían las nubes quietas ni un minuto
sobre el cielo,
batiría la espuma de las olas

para hacer punto de nieve
y barrería las hojas de tu puerta
con afición, hasta con celo.
Si yo fuese viento, me dices…
despejaría tu mirada de legañas,
me llevaría esas cartas de amor 
que no te mandan,
esos besos que no llegan,
y ya ves… sólo porque no sufrieras.
Si yo fuese viento…ay, si yo fuese viento…
mandaría a  políticos, monarcas y corruptos 
a una isla solitaria 
sin escoltas, 
dietas,
sobres,
favores
ni comisiones,
y allí, sin acritud ni soltar un exabrupto,
les tendría a sol y a agua,
que se ganaran la vida con sudor,
con recortes, sin trabajo y, sobre todo…
sin embustes ni patrañas.
Si yo fuese viento
desviaría el trayecto de las balas
y no harían más dianas,
se acabarían las guerras,
se haría el amor en las calas de las playas, 
en los montes, en las tierras,
levantaría tormentas de arena
que atorasen los cañones
y arrancasen las cadenas.
Si yo fuese viento…huy, madre…
no habría animal entre rejas,
las sacaría de cuajo
y les soltaría a todos
para que fuesen al campo,
a fornicar a las calas de las playas,
a los montes, a las tierras.
Y falsos cleros, proxenetas, pederastas,
 todos sin excepción, 
de un soplido a una isla solitaria, 
 la misma, qué casualidad,
donde mandaría a políticos, monarcas y corruptos
sin escoltas, 
dietas,
sobres,
favores
ni comisiones,
y allí, sin acritud ni soltar un exabrupto,
si yo fuese viento
les quitaría la llave y les cerraría la puerta
antes de tirarla al agua,
que se entendiesen entre ellos,
que se ganaran la vida con sudor,
con recortes, sin trabajo y, sobre todo…
sin embustes ni patrañas,
Dando al final por bueno,
en dicha competición,
un tiburón de premio
para el tonto que ganara.



Poema : Ana Mª Rodríguez
Fotografía: Alexander Rol
                  Jorge Lázaro


jueves, febrero 06, 2014

Ganadores Certamen Uvas y queso saben a verso en Casa Zorrilla













Ayer, día 5 de febrero, volvimos a reunirnos los ganadores de la Primera edición del Certamen poético recitado "Uvas con queso saben a verso", organizado por el Excmo. Ayto de Serrada y la Asociación Cultural Eclipse. Esta vez nos reunimos en la casa del poeta, Casa Zorrilla, acompañados -como siempre- por Ángela Hernández. Además del público que nos dio calor y sus aplausos, estuvimos los poetas ganadores (Guillermo del Pino, Esperanza González y una servidora), el Alcalde de Serrada,  Miguel Asensio (Colectivo Eclipse), Julio del Valle (Tte. Alcalde de Serrada), Charo Vergaz, Presentadora del evento y Presidenta del Jurado, Óscar García Martín (componente de Celtas Cortos y Jurado), y con las cámaras, Zyllan Fotografía, Merche Bejarano y José Sanz "Rudo". Fue una velada muy especial y divertida donde, aparte de recibir sendos diplomas acreditativos por parte de los organizadores, fuimos obsequiados con unos exclusivos libros del poeta Francisco Pino por la Casa de Zorrilla, tras nuestras respectivas intervenciones recitando varios poemas.

OJOS


  
Ventanas abiertas a la razón,
puertas de acceso al entendimiento,
paso franco al pensamiento
y espejos del corazón.
Confidentes de la verdad,
delatores de la mentira,
testigos mudos de la inocencia,
cómplices de la pasión,
en pompa abiertos ante el terror,
la sorpresa, el susto, el odio,
la luz de ambiente,
aspaventados, de par en par,
presos del amor febril,
trémulo y ardiente
 solícitos de compasión,
rendijas, fisuras y cerraduras,
leves grietas frente a la risa,
que no escape la alegría,
date prisa… cierra esos ojos, por favor,
mantén cerradas las escotillas de tu mirada
agresiva, dulce, tierna, astuta, limpia,
torva, noble, inteligente, emocionada,
no las abras para que yo no vea su brillo,
para que sigas diciendo, con un guiño,
para que sigas mintiendo como un pillo
que, de mi, ya no quieres saber nada.


martes, febrero 04, 2014

HOY HE PISADO EL ASFALTO


HOY HE PISADO EL ASFALTO


Hoy he pisado el asfalto
y he recorrido tus calles de nuevo,
he cruzado con luz verde
midiendo los pasos,
de semáforo en semáforo,
te he buscado entre la gente, como ayer,
abandonando ese instinto primigenio
de hacerme la encontradiza
cuando paso por tu barrio.
Hoy duré más que antaño,
caminando, sin detenerme un minuto
para tomarme un café,
he visto recortarse mi figura en un trasluz,
mi imagen depauperada
como vid estéril, arrugada,
frente a un escaparate…
y no me he reconocido.
Hoy quise ser lo mismo que perdí
y he luchado contra el suelo,
clavando con saña mis suelas,
por no celebrar con risas
la dicha de esos extraños que me miran
ajenos a vivencias y recuerdos,
no parecen darse cuenta
que lo que en ellos es fiesta
para mi tan sólo es duelo,
para mi tan sólo es daño.
Hoy ya no siento aflicción ni desencanto,
sólo me siento más vieja,
mientras que a ti te presiento
lleno de vida, perfecto.
Y es que el cielo no es el mismo
ni las calles son doradas,
los bares no están calientes
y los árboles,
que nunca prestaron su sombra al besarnos,
aburridos de aguardarnos se han helado.
Hoy he paseado los sitios donde te vi,
donde nació una ilusión,
 la que después de perderte murió
lo mismo que yo morí.