Páginas

lunes, octubre 27, 2014

DUDO SI SOY ELLA



DUDO SI SOY ELLA

Dudo si soy ella, 
esa que te avista subida en una estrella cada noche. 
La que te acaricia cuando duermes 
y, de vez en cuando, te lanza algún reproche. 
  
Dudo si soy ella, 
la musa que invocas cada día, la que te inspira cuando, 
 con el escalpelo y con alevosía, degüellas una rosa del rosal 
para tejer un manto de poesía y regalárselo a ella. 
  
Dudo si soy ella, 
esa oscura dama que te inquieta y produce tal zozobra, 
que a pesar del tiempo y de una torpe maniobra 
aún te sigue procurando un leve malestar, 
esa especie de oleada de calor en la barriga 
que, por mucho que uno diga, es fácil detectar, 
difícil de explicar e imposible de evitar. 
  
Dudo si soy ella, 
la que ocupa cada rincón de tu mente 
y te convence de tu natural disposición  a ser demente, 
 lunático incoherente, que, queriendo ganar pierde 
frente a esa dulce tendencia, 
esa cálida querencia que te lleva 
cada noche a asomarte a la ventana 
a contemplar una estrella, 
y, tras un guiño canalla, 
hacerle 
una reverencia.

viernes, octubre 24, 2014

Sainetes en Gondomatik


    Muchas gracias a Gondomatik, a Lope, Montse, por su cordialidad en la velada de ayer, pero sobre todo, sobre todo, a ese público estupendo que entró al trapo como nunca en los gags de los dos bonsáis teatrales que mostramos. Rieron, aplaudieron y elogiaron nuestras interpretaciones, haciéndonos sentir como verdaderos profesionales. Que no decaiga -y aumente- ese público tan rico del Gondomatik, incluido el perro del peluquero -adorable-. Estuvimos muy a gusto, el bar está aún arrancando y podía haber habido más gente... sí... de todos modos da igual, porque nosotros somos una formación para paladares exquisitos, delicatesen para gourmets, no somos picadillo de McDonald... así pues... ¡¡¡¡ENCANTADOS CON QUIENES DISFRUTASTÉIS DE NUESTRAS ACTUACIONES!!! Gracias, Gondomatik!



miércoles, octubre 22, 2014

EL ALACRÁN


EL ALACRÁN

 En esa constante búsqueda de satisfacer a las musas, y que ellas, a su vez, me satisfagan a mí, me encontré un buen día en medio de un desierto blanco de paredes encaladas, alumbrada por un sol cegador, precedida por mi propia sombra y acompañada tan sólo de mi silencio. “Esto debe ser como meditar” me dije, así que decidí hacerlo lo más cómodamente posible.  A un lado del desierto había una silla barnizada en color rojo. Me senté sobre ella. El respaldo quemaba, pero el asiento, abrasaba. Al cabo de un rato mi trasero ya debía de estar en carne viva. Mientras hacía como que meditaba, las musas hacían como que me visitaban, y yo fingía dejarme seducir por ellas.
Empecé a chorrear sudor bajo aquel sol abrasador, tanto es así, que sin saber rezar le dediqué unas jaculatorias a San Lorenzo, ese mártir que murió emparrillado. Confundir la meditación con la oración es no entender ni de una cosa ni de otra, creer que meditar es lo mismo que invocar a las musas, es infravalorar a las musas… me hice un lío, la verdad…

Un alacrán que paseaba por allí, arrastrando su veneno bajo un parasol, me invitó a alojarme bajo su sombrilla para resguardarme del calor. Decidí probar suerte, nunca había ido a ninguna parte con un alacrán hasta ese día. Me mostró el mundo desde otro punto de vista, me enseñó la vida desde el subsuelo y me hizo amar el underground. De él aprendí a administrar mi veneno con cautela, a estar alerta y en guardia, a pasar desapercibida cuando la ocasión lo requiere, a manifestarme altiva y soberbia cuando se trata de elegir entre matar o morir, y a picarme la lengua con mi propio aguijón si me veo sitiada por una intensa fogata, digamos que… me enseñó  a vivir, pero sobre todo a morir con dignidad antes que domeñarme a mi propia cobardía.

lunes, octubre 20, 2014

Las Criadas en el Teatro Principal de Medina de Rioseco




Sábado 18 de octubre, a las 20h, en el Teatro Principal de Medina de Rioseco, actuación con Zahorí Teatro, Las Criadas de Jean Genet, dirigida por Santiago Estévez e interpretada por Yolanda Collantes, Pilar Redondo y una servidora, en la parte técnica, José Carlos Camarero y José Sanz "Rudo". El público aplaudió a rabiar y nosotros disfrutamos de lo lindo con esta última puesta en escena de esta obra -por el momento-

viernes, octubre 10, 2014

En QuieroArte, en el Desierto Rojo






Ayer, 9 de octubre, pusimos en El Desierto Rojo, La Pulsera y Asunto embarazoso. 
Un placer.

E-VOLADAS MÍAS


E-VOLADAS MÍAS

Cientos y cientos de comentarios vertidos acerca del virus del Ébola, más cientos acerca de la culpabilidad de Teresa por haberlo contraído, más cientos a cuenta de su perro, otros más cientos a cuenta de la mala praxis de los responsables de turno, más cientos a cuenta del consejero y sus declaraciones... en fin, creo que han sido tantos, y creo que lo que una servidora opine o deje de opinar, es tan irrelevante, que no me tomaré la molestia de decir que:
1- Antes de ser declarada Teresa culpable o inocente, deberíamos tener en cuenta su presunción de inocencia como se hace con cualquier danzante de esos que detienen cada día, cuchillo en mano, tras haberse cepillado a mujeres, hijos y canijos; pederastas sin escrúpulos; chorizos, corruptos, etc... a los que, reiteradamente -machaconamente- se les sigue denominando en los medios "presuntos implicados", incluso habiendo "cantado", y hasta que así lo estima un juez.
2- El Sr. Ébola sería la excepción a la regla expresada en el punto 1, ése sí es culpable de la enfermedad sin que lo señale ningún magistrado del ramo.
3- La buena o mala praxis... todo el mundo cometemos errores: médicos, enfermeras, auxiliares, políticos, vecinos y allegados, es de suponer que sin mala intención, pero ante un caso clínico de carácter grave lo primordial es salvar el ojo, y luego ya veremos qué clase de chinita fue la que entró dentro. En un caso de contaminación vírica, por supuesto, es obligado conocer además la cadena de transmisión del virus, la prevención, etc. etc... Ante desgracias de colosal calibre pienso que, por muy preparado que se esté, nunca se está lo suficiente, siempre creemos que a nosotros no nos van a ocurrir, y cuando resulta que sí... que pasan, nos suelen pillar con el pie cambiado y sin peinar. Intuyo que dar cobijo y asistencia a casos de Ébola, cuando no se está preparado al cien por cien, es como ponerse a recibir al toro ante la puerta de chiqueros, sin capote, y dispuesto a recetarle una larga cambiada de rodillas. Órdago que puede salirte bien, pero puede ponerte mirando a Cuenca.
4- El perro. Mis escasos conocimientos de casi todo me llevan a no saber pronunciarme acerca de si ésa, la de sacrificar al animal, era la única opción que había para él. Pero entiendo a la gente que lo haya querido defender a capa y espada, entiendo a los que se posicionan en favor de preservar la vida del animal, no entiendo que se tengan que establecer comparaciones, que si tanta defensa a un perro y poca ayuda para no sé qué colectivo humanitario... Mi opinión es que cada uno defiende y apoya lo que cree conveniente, y hay mucha gente que ayuda a otra gente, así pues no veo mal que alguien apoye -apoyemos- a los bichos, tiene que haber de todo en la viña del Señor. Apliquemos también la presunción de inocencia a todos aquellos que defienden a los bichos, sin ser por ello considerados como "raza peligrosa" para sus congéneres, los humanos.
5- Llegados a este punto me he quedado sin palabras para opinar acerca de los excesos verbales del ínclito Consejero, por eso sólo diré que me parece que es de tener muy poca vergüenza -lleve razón o no la lleve en sus reflexiones- hacer leña del árbol caído, cuando el árbol está herido de muerte, luchando por sobrevivir a consecuencia de algo que le ocurrió en el ejercicio de su profesión. A nadie se le ocurre decir que el bombero murió en un incendio a causa de su torpeza, que al soldado le explotó una granada por inútil y por haberse afeitado esa mañana, o que el minero que quedó sepultado bajo una mina no tomó las debidas precauciones porque llevaba el casco ladeado. Son casos en los que siempre lamentamos lo sucedido sin ir más allá, al menos las personas de bien. Hasta esos salvajes a los que nos gustan los animales.

viernes, octubre 03, 2014

DESPIERTA EL DÍA

    DESPIERTA EL DÍA
    Despierta el día, y yo con él
    me abandono a su luz y salgo
    del oscuro túnel de la noche....
    La brisa matutina me recibe
    tras el café del desayuno,
    si son dos mejor que uno.
    Las hojas verdes de los árboles
    se mecen y me sonríen.
    La vida vive un día más,
    la muerte que se me atribuye
    se aleja y en paz me deja.
    La lápida de mi sepultura,
    cual nido de amor,
    está revuelta y agitada.
    Las horquillas de mi pelo
    se han perdido, mejor así,
    total… no tengo pelo.
    Tras el abrazo amoroso
    nuestras ropas languidecen
    al lado de la losa.
    Una botella de bourbon,
    semillena en la oscuridad,
    semivacía ahora,
    descansa sobre una jardinera.
    Confetti, serpentinas,
    vidrios rotos y golosinas,
    son los restos de
    nuestra fiesta macabra,
    de nuestra particular orgía.
    Aquí yacemos solos los que,
    estando muertos en vida,
    miramos hacia adelante
    y seguimos día a día
    haciéndonos hueco
    en el mundo de los vivos, con
    espíritu de lucha combativo
    y nuestro mejor talante.

El Espíritu de la Zarzuela en el C.C José Mª Luelmo





El pasado domingo, 28 de septiembre, Amigos de la Zarzuela de Valladolid, pusimos en el C.C. José Mª Luelmo, nuestro particular montaje, El Espíritu de la Zarzuela. Puede decirse que fue un emotivo homenaje a nuestro querido compañero recientemente fallecido, Alfonso Niño. En dicho montaje él encarnaba el papel protagonista de Gonzalo, muy bien defendido en esta ocasión por Santos Herrero.