Páginas

viernes, septiembre 25, 2015

ANTE EL 27-S


Ante el aluvión de datos, opiniones, pseudo-debates –pues yo la tengo más larga, que lo sepas…-, encuestas, estimaciones de voto, vaticinios –ya veréis, ya, os espera la hecatombe…-, pulsos –anda y no me calientes…-, promesas –os irá de perlas, con nosotros, el oro y el moro-… etc…etc…, respecto a las elecciones autonómicas, plebiscitarias, declaración de república independiente o lo que sea este tinglado que se ha montado en torno a Cataluña, esta servidora –natural de la Tierra de Campos, Pucela, castellanoleonesa y española –de momento...-, manifiesta:

     Que me es “inverosímil” -que me la suda, vamos- lo que venga saliendo como resultado de esta próxima cita de los catalanes con las urnas, y les deseo a ellos, como a todo el mundo, lo mejor de lo mejor en la deriva que tomen en su futuro, próximo o lejano.

     Que si antaño los territorios se ganaban y perdían a sartenazo limpio y con las armas, bueno es que ahora las cosas hayan cambiado y los territorios se ganen o se pierdan con papeletas –que no papelinas, aunque tampoco estaba mal del todo lo de ir fumaos a votar, total para lo que hay que votar…-. Eso quiere decir que los humanos vamos mejorando y estamos menos “asalvajaos”.

      Que el mundo seguirá girando con los catalanes más cerca o más lejos, los de a pie seguiremos con nuestros asuntos y problemas cotidianos –también ellos, los catalanes, por mucho que los políticos, todos, les vengan diciendo “… y vivirás como una reina”-. El lunes será un lunes más para casi todos, algún quebradero de cabeza para algún que otro político y, sobre todo, carnaza y chicha para los medios de comunicación.

      Que llegados a este nivel de convivencia tan civilizado, y a este posible reparto de la territorialidad tan de guante blanco, tan elegante y exquisito –a los pacíficos nos congratula que los políticos sólo se insulten un poco, enreden en los balcones con las banderas y bailen animadamente-, ya sólo cabe esperar otro gesto: un paso adelante en la defensa de los derechos de los animales.