Páginas

domingo, enero 31, 2016

Homenaje a Ángela Hernández en Galeería
























Emotivo y simpático homenaje el prodigado ayer, tarde/noche, a Ángela Hernández Benito, ya ex-directora de la Casa Museo Zorrilla. Pudo ser posible gracias a la gentileza de Kiko de la Rosa​ que nos prestó para el evento su espacio cultural Galeería, además de  sus efectivos y colaboradores en dicho espacio. Fue un acto sencillo, entre amigos y asiduos a la Casa, perpetrado inicialmente  por sus fieles y entrañables colegas  del museo, Paz Altés, Milagros Abril, Javier y Laura. En esta aventura, toda una sorpresa para la homenajeada, estuvimos muchos... seguro que me quedaría gente en el tintero si intentase hacer una relación de nombres de los allí presentes, por eso, además de los que aportaron su calidez como público, sobre el escenario estuvieron, Carlos Retortillo Alonso​ y Charo Vergaz​ como presentadores y animadores del evento, Jesus Cirbian Cordero​ y Vidal Rodríguez, de Amigos del Teatro, haciéndonos disfrutar nuevamente de una escena del Tenorio, la conocida como "apuesta"; Inma Calvo Merino​ y Rocío Redondo​, aportaron la poesía, la suya y la que le llevaban en un libro de regalo de parte de muchos escritores y amigos; Katakrok Teatro, con Juan Pizarro​, como el doctor, y Elena Pizarro, como la inefable abuela Nicolasa, pusieron el humor sobre el escenario; Armando Manrique​ aportó la poesía interpretada como sólo él sabe hacerlo, Pedro Zamora​ reinventó un fragmento de La Verbena de la Paloma, el de Don Hilarión, dedicado a Ángela, con el salero y la enjundia a la que nos tiene siempre acostumbrados, nunca falla; Ángeles Porres, Concejala de Educación en aquellos tiempos en los que echó a andar la Casa, hizo un verdadero esfuerzo en un tiempo récord para que los allí presentes  aprendiésemos a cantar el estribillo del Himno de Zorrilla, digo el escritor, no hablaba de fútbol, y bueno... ahí estuvimos; 
el Rudo, Jose Sanz​, como no podía ser de otro modo, me acompañó con su eficacia habitual en lo que fue mi intervención. Y hasta ahí la crónica.
Lo pasamos genial y Ángela... qué decir... siempre contará con nuestra amistad y nosotros con la suya.


miércoles, enero 13, 2016

USOS Y COSTUMBRES EN EL CONGRESO



Hay cosas que podemos calificar de normales sin que nos gusten, y hay cosas que, gustándonos, no son normales. 
El hecho de que acuda al Congreso una Diputada con su bebé -en la imagen, el que va de blanco-, y aproveche para darle el desayuno, no deja de ser una anécdota tierna, simpática, amable... todo lo que queramos, es más, contar con una ricura de bebé entre los moradores habituales de la bancada del hemiciclo, viene a ser una bocanada de aire fresco -para variar-, inocente -para variar-, limpio -en algunas ocasiones, también para variar, no digamos que no-  y muy de agradecer. Dicho esto, y admitiendo que nos gusta mucho el gesto, hay que reconocer que no es normal, sobre todo para aquellas trabajadoras o trabajadores que realizan tareas por cuenta ajena, como es el caso. Una camarera de un bar, salvo que el bar sea de su propiedad, no suele tener permiso para llevarse al bebé al curro. A título personal, tuve a mi cargo a mi madre hasta que murió, estando imposibilitada para todas las funciones, en silla de ruedas y alimentada a través de una sonda. Bien, pues no sólo gano menos que una Diputada, sino que además mi trabajo era -y es, que ahora tengo al abuelo- a media jornada para poder atenderla, y aún así... me buscaba la vida y nunca llevé a mi vieja al hospital. Pulso al "me gusta", pero no me parece muy normal, es más, sospecho que es otra forma  de dar la nota y llamar la atención mediática.
Decía al principio que hay cosas que se ven como normales pero no gustan, y en ese caso me refería a otros usos y costumbres que se llevan a cabo en el Congreso, como el de la utilización de tablets, móviles y portátiles, no sólo para el fin establecido en la Cámara, sino para otros cometidos -como se ha podido comprobar-, navegar por páginas de índole personal, juegos, etc, etc... Será normal que puedan acceder a contenidos variados de internet los Sres. Diputados del Congreso, pero no a costa nuestra que, por cierto... los ciudadanos de a pie nos compramos nuestros propios móviles, tabletas y demás aparataje, ahora que caigo.

domingo, enero 10, 2016

EL NOVIO DE TERESA LO ESTÁ PENSANDO...


Digo yo que para este viaje no se necesitaban tantas alforjas, y como reza la copla: "El novio de Teresa lo está pensando, si casarse en invierno o en el verano,  dice Teresa que si quiere casarse pá qué lo piensa".
Posiblemente una solución de "última hora y a la remanguillé" sea la alternativa que le espera a los comicios del 20D. Una servidora no es analista de nada, menos de política, para eso están los politólogos esos -qué palabra más bonita se han inventado, jejeje-, politólogo, junto con gastrobar, no sé si serán nomenclaturas cool, pero molan un montón, procuran realce y llenan de enjundia a lo que siempre ha sido un cronista/tertuliano político y el clásico bar de tapas, en fin... a lo que íbamos, siendo ciudadana de a pie, cateta, sin vastos conocimientos de economía, política, sociología, lamadrequeloparióatodo, diplomadaygracias, ama de casa que a ratos mira cómo marcha el sálvame, ¡¡¡oh, cielos!!!! etc, etc... al menos una cuenta con dos dedos de sentido y razona con meridiana claridad, dicho lo cual y fruto de ese razonamiento, entiendo que esto de conformar gobierno no debiera ser tan difícil tarea si los aspirantes a serlo se atuvieran a los dictados del pueblo soberano, tras el consiguiente escrutinio de los votos. Y si en las anteriores "el pueblo soberano" dijo que quería una mayoría absoluta, guste o no, hubo que aceptarla, puesto que lo quiso el pueblo. En este caso "el pueblo soberano" ha querido un sembrado de partidos, pues debería ser bien sencillo -repito, desde mi modesta e ignorante opinión y siempre pensando que la ley electoral debiera cambiarse, eso sí-: como en el un, dos, tres, tantos escaños cada partido, para tantos cargos y ministrables para formar gobierno, le correspondería a cada partido "x" carteras, cargos o recargos, es decir, repartirse los poderes entre todos como si fuesen porciones de un quesito en proporción a los resultados obtenidos en las urnas. Ya... pero es que... humm... entenderse entre churras y merinas es harto complicado. Para nada, es la vida misma, oiga, los vecinos de una comunidad de propietarios están condenados a entenderse entre si, siendo cada uno  de un padre y de una madre; los compañeros de trabajo de una fábrica también; los integrantes de una peña, cofradía, orquesta, etc... ídem. La vida misma. 
Si ésa fuera la obligación -y no lo que nos hacen ver que es devoción-: entenderse para formar equipo de gobierno entre TODOS los partidos aspirantes -aunque alguno tuviera que quedarse fuera por razones obvias de escasez de votos y escaños-, de manera proporcional y a razón de lo arrojado por los receptáculos de las papeletas, lo que es tanto como decir, obedeciendo los dictados del pueblo soberano, otro gallo cantaría. Posiblemente mirarían más por la gente y menos por ellos, pues siempre -salvo con abrumadoras mayorías absolutas- tendrían que lidiar con otros partidos para formar gabinete, tanto si fuesen de su cuerda como si no.


Dicho esto... eso del Senado... ¿para qué sirve en realidad? ¿Alguien con tan pocas luces como yo me lo sabría explicar?