jueves, abril 27, 2017

Aquí no se discrimina a nadie

Si ya conocéis las bases de esta nueva edición, sólo falta animarse a rellenar la ficha de inscripción que podéis descargaros en esta misma web, arriba del todo. Ánimo, poetas, actores... lo tenéis mu...y fácil, no digo ganar, eso nunca es tarea sencilla, pero al menos tenéis la oportunidad de mostraros y pasar un buen rato por el simple hecho de rellenar el boletín de inscripción; hay un tope, eso sí, pero todo el que se apunte antes de alcanzar el límite de 50 inscritos, podrá mostrar su arte y lo que sabe hacer ante el público -un público amable y entregado- y ante el jurado.
No se puede decir esto mismo de todos los certámenes, lo digo por experiencia propia. En los certámenes de teatro, antes de mostrarse ante un jurado, hay que pasar por el aro de una criba preselectiva en base a una documentación de uso obligado enviar... ¿lo peor de esa criba? ya os lo digo yo, que a veces, aunque no se especifique en las bases, hay prejuicios establecidos y discriminatorios que ya de antemano le impiden a uno llegar a ser seleccionado, aunque ofrezca gloria bendita. Prejuicios del tipo...hummm... obras con un solo personaje, no; títulos de obras a representar que no sean "sonados", hummm, no; escaso historial del grupo, poco o nada jalonado de premios... humm... tampoco; director del grupo poco o nada conocido... humm... no... Ya me gustaría, ya, que no hubiese tanta criba para poderme subir a un escenario a concurso igual que otros colegas, que ahí arriba, sobre el entarimado, no le iba temer a nadie; aunque no ganase, mi amor propio ya se encargaría de dejarme en buen lugar.
Salvo raras y honrosas excepciones de concursos que no conllevan esa criba de serie, algunos grupos están, estamos o estarán, condenados al ostracismo y nula presencia en certámenes por esas razones que os digo, y es tanto como discriminar a aquél que es alto, bajo, feo, guapo.
Bien, pues aquí no discriminamos a nadie y todos tenéis algo que enseñar y aprender, todos aprendemos de todos y con todos. ¿Quién dijo miedo? ¡¡Saca ese poeta o ese pedazo de actor/actriz que llevas dentro!!, luce tu amor propio y recibe esos merecidos aplausos del respetable, aprovechando que aquí sí puedes mostrarte, y que luego el jurado decida, que para eso está.