Páginas

lunes, diciembre 30, 2013

MATEO 16, 18

 
Ayer, en Medina De Rioseco, tuve oportunidad de asistir a la última representación, que se ha llevado a cabo en estos días, de la puesta en escena -Auto Sacramental-, MATEO 16-18. El montaje, interpretado por Juan A. Quintana en el papel de... Herodes, y Carlos Recio en el papel del hijo de Herodes, ha estado dirigido por Fran Núñez y Manuel Polo, sobre una dramaturgia de Javier Alonso de Castilla. En dicho espectáculo han colaborado además distintas agrupaciones de teatro, música, danza, etc... que por ser tantas -mas de 200 personas en escena... hasta ¡un caballo!- no enumero, no porque carezca de relevancia o interés la participación de todas y cada una de ellas. La puesta en escena contó con un marco incomparable, un lugar de privilegio como es la Iglesia de Santiago de los Caballeros de dicha localidad, Medina de Rioseco, ¡espectacular! Ha habido un lleno total y absoluto estos tres días en los que se ha mostrado la obra, no es de extrañar... sólo decir que, ya el espacio en si mismo, es sobrecogedor, pero además... la iluminación, los efectos llevados a cabo, la escenografía, la música de las distintas bandas, los actores-figurantes participantes, el texto...todo... nos ha llevado a gozar de algo único, pero estoy segura que no será irrepetible. El Ayuntamiento de Medina de Rioseco y su Concejalía de Cultura han apostado fuerte por esta obra, y han ganado la apuesta. Como riosecana y como espectadora amante de las artes escénicas, quiero hacerles llegar mi felicitación y orgullo por haberse apuntado este tanto en su haber cultural, con la esperanza de que, no sólo haya futuras ediciones de lo mismo, que incluso las haya más ambiciosas aún, eso sí... deseando para mi pueblo, una ciudad que destila arte por los poros, y donde al doblar una esquinita y ver una de esas iglesias monumentales no puedes por menos de decir ¡vaya bicho!, digo... deseo que este 2014 que llega le traiga los suficientes reconocimientos y apoyos de todas las instituciones habidas y por haber, para seguir luchando por ese enorme PATRIMONIO con mayúsculas, ¡por la cultura y el arte!
Además, mi agradecimiento personal a David Esteban Rodríguez, Concejal de Cultura, que otra vez, igual que un mago, me ha hecho más fácil lo difícil.