Páginas

jueves, febrero 13, 2014

Recitando en La Curva


Título: SI YO FUESE VIENTO…

  
Si yo fuese viento…ay, si yo fuese viento…
volaría los sombreros a los guapos,
las bufandas a los viejos,
los cometas a los niños
y el dinero que me vuelan los banqueros.
Si yo fuese viento
no pararían las nubes quietas ni un minuto
sobre el cielo,
batiría la espuma de las olas

para hacer punto de nieve
y barrería las hojas de tu puerta
con afición, hasta con celo.
Si yo fuese viento, me dices…
despejaría tu mirada de legañas,
me llevaría esas cartas de amor 
que no te mandan,
esos besos que no llegan,
y ya ves… sólo porque no sufrieras.
Si yo fuese viento…ay, si yo fuese viento…
mandaría a  políticos, monarcas y corruptos 
a una isla solitaria 
sin escoltas, 
dietas,
sobres,
favores
ni comisiones,
y allí, sin acritud ni soltar un exabrupto,
les tendría a sol y a agua,
que se ganaran la vida con sudor,
con recortes, sin trabajo y, sobre todo…
sin embustes ni patrañas.
Si yo fuese viento
desviaría el trayecto de las balas
y no harían más dianas,
se acabarían las guerras,
se haría el amor en las calas de las playas, 
en los montes, en las tierras,
levantaría tormentas de arena
que atorasen los cañones
y arrancasen las cadenas.
Si yo fuese viento…huy, madre…
no habría animal entre rejas,
las sacaría de cuajo
y les soltaría a todos
para que fuesen al campo,
a fornicar a las calas de las playas,
a los montes, a las tierras.
Y falsos cleros, proxenetas, pederastas,
 todos sin excepción, 
de un soplido a una isla solitaria, 
 la misma, qué casualidad,
donde mandaría a políticos, monarcas y corruptos
sin escoltas, 
dietas,
sobres,
favores
ni comisiones,
y allí, sin acritud ni soltar un exabrupto,
si yo fuese viento
les quitaría la llave y les cerraría la puerta
antes de tirarla al agua,
que se entendiesen entre ellos,
que se ganaran la vida con sudor,
con recortes, sin trabajo y, sobre todo…
sin embustes ni patrañas,
Dando al final por bueno,
en dicha competición,
un tiburón de premio
para el tonto que ganara.



Poema : Ana Mª Rodríguez
Fotografía: Alexander Rol
                  Jorge Lázaro