Páginas

viernes, febrero 14, 2014

SOY, SOY, SOY...



SOY, SOY, SOY…


Soy  barro
que cuando pierde agua
de sudor y llanto
se vuelve arena.
Soy  limo
apostado a la orilla de un río.
Soy un mimo
vestido de blanco
que busca una triste caricia
a tu vera.
Soy cuero arrugado,
pitillera de plata,
la horma de tu zapato
y el nudo que se desliza
por tu corbata.
Soy mancha
innombrable de tu pasado,
soy la suerte
imprevista de tu futuro,
soy la que camina
siempre a tu lado
y esa efímera
voluta de humo
que, caprichosa,
presagia en su vuelo
la muerte de un puro.