Páginas

jueves, octubre 17, 2013

Adosados


 
Adosados, uno contra otro,
mis libros se alinean,
las letras y las ciencias
se derraman como leche
encima de una balda de madera.
Los autores, resignados,
entrechocan sus copas
y  mezclan sus ideas,
a veces tan dispares,
acercando así posturas,
venciendo las pasiones a las letras.
Esto es filosofía,
aquí están los cuentos,
y aquí…
verso, prosa, ensayo
teatro y otras tantas narrativas.
Por más que miro,
por más que me empeño,
por muchas vidas que viva,
jamás me sentiré su dueño.
Ellos serán libres y yo rea,
los libros quedarán,
pasarán años, y yo…
no seré ese espíritu eterno,
también libre,
que tenga tiempo y que los lea.